Trucos para aterrizar con buena cara después de un vuelo largo

Si piensas cruzar el océano y volar durante más de ocho horas, sigue estos ocho consejos para hacer tu viaje más placentero.

Lo más popular

Cansancio, ojeras, mala cara, piel seca, irritabilidad, mareo, dolor muscular… por no hablar del jet lag, que puede dejarte completamente KO durante un par de días.

Ya sea por vacaciones o trabajo, cualquier vuelo de más de ocho horas puede pasarte factura. ¿Cómo minimizar las consecuencias de la falta de sueño, movilidad y sequedad ambiental? La tripulación de cabina de Level, la marca de aerolínea de bajo coste de largo radio de IAG, te ofrece 8 consejos para que el vuelo de larga duración sea más ameno y disfrutes del trayecto.

Publicidad

1. Viste de forma cómoda

Lleva prendas holgadas de telas flexibles como el lino o el algodón. Vístete con varias capas, que te puedas poner o quitar, dependiendo de la temperatura y evita los complementos que puedan ser molestos. Intenta también llevar un calzado flexible, fácil de quitar y poner, y evita las medias o los pantys.

2. Prepara un kit de viaje

En tu bolsa de mano no pueden faltar cepillo, pasta de dientes y una muda, sobre todo si viajas en turista. Para dormir de manera placentera durante el vuelo, no te olvides de los tres imprescindibles: una almohada de viaje, unos tapones para los oídos y un antifaz. En algunas aerolíneas, como Level, puedes comprarlo a bordo.

Lo más popular

3. Hidrátate

Durante el vuelo es recomendable beber agua a menudo. Intenta llevar siempre contigo gotas para los ojos, una crema hidratante y un bálsamo labial. Es preferible no llevar lentillas durante los vuelos que duran muchas horas.

4. Relájate y descansa

Dormir nunca es una pérdida de tiempo, valdrá la pena llegar a tu destino bien descansado. Para hacerlo, evita sentarte con las piernas cruzadas y no te olvides de la almohada para el cuello, que te ayudará a encontrar una buena posición para conciliar el sueño.

5. Planifica y aprovecha el trayecto

Es recomendable dividir el viaje en franjas de tiempo y adaptarte a los horarios del propio vuelo. Intenta dormir cuando se apagan las luces y aprovechar el tiempo restante variando de actividades. Por ejemplo, dedícate a preparar ideas para hacer en tu destino o planear los traslados.

6. Mantente entretenida

¿Llevas tiempo deseando hacer un "maratón" de series? Esta es la ocasión. Aprovecha los sistemas de entretenimiento a bordo, donde podrás encontrar películas, series y música. Y no olvides meter en el equipaje de mano algún libro, revista o juego.

7. Haz ejercicios de estiramiento

En un vuelo de larga distancia es recomendable mantenerte activo: mueve las piernas y haz ejercicios de estiramiento, incluso en el mismo asiento. También es muy importante sentarte en una posición cómoda: si lo necesitas, coloca una almohada o manta entre el asiento y la parte posterior de la columna vertebral para que tu espalda pueda relajarse.

8. Cómo adaptarse a las diferentes zonas horarias

Desde el momento de subirte al avión, sincroniza tu reloj de acuerdo al horario de tu lugar de destino, y si allá es de noche, intenta dormir. Una vez en el destino, cuanto antes te iguales al horario local mejor, evitando dormir durante el día y acostándote con el nuevo horario.

Gif de GIPHY

More from Elle: