Esto es lo que Blake Lively come cada día

Te va a sorprender su truco para conseguir unos macarrones con queso deliciosos.

Lo más popular

Hay mucha gente que, cuando tiene hambre, no se para a pensar en lo que come. Blake Lively no es así. La pasión de la protagonista de Infierno azul por la cocina es tal, que ha asistido a varios cursos impartidos por el afamado Le Cordon Bleu de París y suele recurrir a los servicios de reputados chefs para perfeccionar sus conocimientos. Un vistazo a su Instagram demuestra que una taza de chocolate caliente despierta tanta pasión en ella como un llevar un par de Louboutins o una trenza digna de la mismísima Rapunzel.

Publicidad

Lo mismo se podría decir de su forma de vestir ¿Recuerdas cuando declaró en Vogue que llevar tacones le resultaba muy relajante? ¿O la foto de ese bolso con forma de cupcake y decorado con cristales que publicó en Instagram?

Lo más popular

Estoy considerando muy seriamente fingir mi propia muerte para no tener que devolver todo esto. Si @judithleiberny pregunta, la última vez que me visteis estaba en la oficina de correos devolviendo estas maravillas. ¿Ok?!?!!!... Ok.

Todo esto nos lleva a preguntarnos qué come un día normal de su vida y si lo que publica en su Instagram es un fiel reflejo de su realidad. En el número de julio de la edición americana de Marie Claire pudimos ver su receta de macarrones con queso y la verdad es que estamos deseando probarla.

Prepara sus propios sándwiches para desayunar.

Lively tiene un ingrediente secreto para los sándwiches que prepara para el desayuno: mayonesa de sriracha, una salsa picante originaria del sudeste asiático que suele acompañar con un extra de queso cheddar.

Homemade breakfast: English muffin, sausage, egg, extra sharp cheddar and SRIRACHA MAYONIASE!!! Whaaaat?!?

A post shared by Blake Lively (@blakelively) on

Publicidad

Desayuno casero: ¡un panecillo, una salchicha, huevo, extra de queso cheddar y MAYONESA de SRIRACHA!!! ¡¿Quéééé?!

A la hora del brunch no hay nada como unos huevos Benedict, confesó a Vogue.

No tiene problemas con los carbohidratos.

Hay ciertos alimentos que no pueden faltar en la dieta de una celebrity: ensaladas, carnes magras, verduras y frutos secos. Durante la sesión de fotos para la entrevista en Marie Claire, Lively pidió un sándwich y unos potstickers, una especie de empanadillas chinas. Más tarde tomó un poco de sushi del chef japonés Nobu y unos dulces de la reputada panadería Bouchon de Thomas Keller.

Hay una pizzería que le encanta.

Si le preguntas por la mejor pizzería de Nueva York, Lively te recomendará Patsy's, en la zona de East Harlem.

El Patsy's ORIGINAL. East Harlem. Quiero que me incineren en ese horno. ¿Me he pasado?

Come lo que quiere porque hace ejercicio con regularidad.

Apenas 10 meses después de dar a luz a su hija, James, Lively empezó a rodar Infierno Azul, en la que interpreta a una surfera que sufre el ataque de un tiburón

Publicidad

"En la mayoría de las escenas tenía que llevar bikini y no estaba precisamente en mi mejor momento", declaró a Marie Claire. "No contrataron a una doble hasta las últimas dos semanas de rodaje. El rodaje fue muy exigente a nivel físico".

Según su entrenador personal, Don Saladino, para prepararse para el papel, tuvo que incrementar la intensidad de sus entrenamientos, pasando de de 1 ó 2 sesiones por semana a 5 ó 6. "Trabajábamos la parte superior del cuerpo el lunes y la parte inferior el martes. Los miércoles los dedicábamos a la natación", declaró a People. "Los jueves los dedicábamos de nuevo a la parte superior del cuerpo y los viernes a la parte inferior, mientras que los sábados los enfocábamos a ejercicios de brazos y hombros".

Lo más popular

Durante el tiempo que duró el rodaje, también se puso bajo las órdenes de un nutricionista que le recomendó hacer cuatro comidas al día que incluyesen proteínas, verduras y carbohidratos de lenta absorción.

Este tipo, @donsaladino SABE cómo ponerme en forma (mirad lo que hice allí)#WhyIsCelluliteIsSoMuchCuterOnBabies Puedes morirte con sus entrenamientos en Broadway. Definitivamente es un maniaco. Y por eso me llevo también con él.

Destaca por su autocontrol.

El hecho de que Lively publique en Instagram un montón de platos repletos de comida no significa que se lo coma todo. "Encarga cinco platos para probarlos y disfrutarlos, pero no se come el plato entero", declaró su amiga Salma Hayek a Marie Claire. "Tengo que ir detrás de ella acabando lo que ella se deja".

Sus macarrones con queso te sorprenderán.

Si crees que por haber dado clases de cocina en París su receta de macarrones con queso te iba a salir un poco cara, te equivocas. "Los compro precocinados", confesó a Marie Claire. Les añade un poco de queso para untar y un chorrito de nata para que estén más jugosos.

Publicidad

A quien haya inventado los macarrones con queso precocinados deberían darle una estrella Michelín. Por Dios. (No tenía leche, así que utilicé un poco de nata y 4-6 cucharadas de queso para untar).

No se frota los pezones con trufa, ¿vale?

Una de las típicas preguntas que se hacen los padres primerizos es: ¿Cómo vamos acostumbrando al bebé a los nuevos sabores? En lugar del consabido, "introduciendo nuevos alimentos poco a poco", Lively dijo en tono de broma: "Yo lo que hago es frotarme los pezones con trufa todos los días" para que el paladar de su hija, James, se fuera acostumbrando a otros sabores. El comentario se hizo viral en Internet y Lively tuvo que matizar en su cuenta de Instagram que sólo se trataba de una broma.

.. No entiendo por qué la gente no me toma en serio como cocinera

Mata por esta marca de mantequilla.

A Lively le encanta utilizar en sus recetas mantequilla de la marca Plugra, un tipo de mantequilla más parecida a la que utilizamos en Europa y una obsesión que la actriz parece compartir con su sobrina.

Teachin' my baby cousin-- life is better with butter. I think she got the message.

A post shared by Blake Lively (@blakelively) on

Enseñando a mi sobrina que la vida es mejor con mantequilla. Creo que ha captado el mensaje.

Es adicta al chocolate.

A Lively le encanta todo lo que lleve chocolate y, especialmente, el suflé. También suele poner un poco de chocolate fundido en las copas de helado ("¡Nada de sirope de chocolate!, declaró en O, The Oprah Magazine.)

Le gustan tanto los dulces, que en cierta ocasión bromeó con el deseo de convertirse algún día en chocolate. Un comentario que puede extrañar a algunos, pero que comprendemos perfectamente los aficionados a la buena comida. Ya lo creo.

Gracias a @lorealparisofficial por incluirme en vuestro #wishesofworth calendario navideño. Esto me acerca cada vez más a mi sueño de convertirme en chocolate.#goals

De: Delish
More from Elle: