Ponte a plan

Después de los excesos de las navidades muchas personas deciden ponerse a dieta. Antes de hacerlo, es imprescindible asegurarse de que el estado de salud es óptimo y de que es posible realizar una régimen un poco más estricto para recuperar la figura que se tenía antes de las fiestas. La Dra. Montse Folch propone dos alternativas para recuperar el peso inicial: la hiperproteica o la hipocalórica.

More From Nutrición & Dietas
20 articles
Cómo sobrevivir a las comidas de Navidad
Hice la dieta de Kim Kardashian y me convertí en un ser miserable
10-recetas-para-sustituir-a-los-carbohidratos
Bye, bye carbohidratos

Las propuestas de la Doctora Montse Folch son dos. La dieta Hiperproteica, que aumenta la cantidad de proteínas a ingerir por el individuo y reduce la de hidratos de carbono. Este tipo de dienta, está recomendada para mujeres con una vida muy activa: trabajo fuera del hogar, trabajo en casa, ejercicio físico, etc. La segunda opción es la dieta Hipocalórica: en esta dieta, el individuo puede comer todo tipo de alimentos, pero con una disminución de las cantidades.

Publicidad

Dieta Hiperproteica
En estos casos, y si la salud es óptima, se reducen: los hidratos de carbono (arroz, patatas, pasta, etc.), las bebidas alcohólicas, los azúcares y las grasas tipo: aguacate, mantequilla, fritos, rebozados.

En cambio, se aumenta, sin limitación en la cantidad, el consumo de: proteínas tipo: carne (sobre todo las blancas: pollo, pavo, etc.), pescado, marisco y huevos. También aumentan los vegetales, la fruta, lácteos desnatados, agua (el consumo de 2L diarios producirá un efecto “de arrastre” de las grasas a través de la orina).

More From Nutrición & Dietas
20 articles
Cómo sobrevivir a las comidas de Navidad
Hice la dieta de Kim Kardashian y me convertí en...
10-recetas-para-sustituir-a-los-carbohidratos
Bye, bye carbohidratos
El postre perfecto según Harvard
Errores nutricionales que todos cometemos
Así no: errores nutricionales que todos cometemos

Con esta dieta se consigue una importante reducción del peso por la pérdida inicial de gran parte del agua acumulada en el organismo, un efecto saciante (menor apetito, no provoca sensación de hambre) y la ausencia de cansancio por el aumento de las proteínas.

Desde la consulta de la Dra. Folch, la duración recomendada de esta dieta se limita a un mes, y siempre bajo un estricto control médico. Asimismo, se recomienda complementar, durante el tiempo que dure la dieta, la alimentación con los suplementos que considere oportunos el nutricionista en función del estado físico y los kilos que se desee perder, para evitar déficits de vitaminas y/o minerales.

Los productos que potencian la eliminación de grasas (tanto de vía oral como inyectados) y la pérdida de líquidos, reforzarán los resultados de este régimen.

Ejemplo de menú rico en proteinas
Desayuno: 40 gr. de pan con aceite de oliva, un lácteo desnatado (yogur, leche, queso), café o infusión.
Media mañana: una pieza de fruta.
Comida: carne, pollo, pavo o huevos. Un tomate, lechuga, zanahorias o espárragos.
Media tarde: una pieza de fruta o un lácteo desnatado.
Cena: pescado, marisco o huevos. Un tomate, lechuga, zanahorias o espárragos.

Dieta Hipocalórica
Aunque este tipo de dieta permite comer todo tipo de alimentos, con la consiguiente reducción de cantidades, para conseguir mayor efectividad, puede evitarse el consumo de pasta y arroz al inicio.

También puede complementarse la dieta con caldos depurativos para "suavizar" el aparato digestivo. Un ejemplo sería un caldo de apio, cebolla y perejil: hervidos en dos litros de agua, durante media hora y sin sal. Tomar 2 vasos de caldo por la mañana, dos antes de comer y dos antes de la cena. Antes de ingerirlo, añadir unas gotas de limón para aportarle Vitamina C. Otra opción sería un caldo de 2-3 cebollas o 5-7 cebollas, siguiendo el mismo proceso.

Ejemplo de menú de dieta Hipocalórica (semanal)
Para todos los días:

Desayuno: café con leche desnatada, 2 tostadas con 40 gr. de queso o jamón york, zumo de dos naranjas.
Media mañana: un lácteo desnatado o una pieza de fruta.

Merienda: un lácteo desnatado o una pieza de fruta.

Lunes.
Comida: menestra de verduras, tortilla de gambas, una pieza de fruta, infusión.
Cena: ensalada de nueces, yogur natural desnatado, infusión.

Martes.
Comida: ensalada de tomate, besugo al horno, una pieza de fruta, infusión.
Cena: esqueixada de bacalao, yogur natural desnatado, infusión.

Miércoles.
Comida: sardinas a la plancha maceradas, yogur natural desnatado, infusión.
Cena: ensalada de cus cus, una pieza de fruta, infusión.

Jueves.
Comida: judías verdes con jamón, lenguado a la plancha, yogur natural desnatado, infusión.
Cena: tomates rellenos de ensalada de atún, yogur natural desnatado, infusión.

Viernes.
Comida: ensalada de apio y manzana, potaje de garbanzos y espinacas, una pieza de fruta, infusión.
Cena: tortilla de ajos tiernos, yogur natural desnatado, infusión.

Sábado.
Comida: pollo con gambas, yogur natural desnatado, infusión.
Cena: ensalada de aguacate, una pieza de fruta, infusión.

Domingo.
Comida: espalda de cordero al horno, ensalada verde, una pieza de fruta, infusión.
Cena: ensalada de piñones, yogur natural desnatado, infusión.