Piñón coreano: lo último en dieta

Las dietas a veces provocan ansiedad que empuja a comer de más o alimentos indebidos. El piñón coreano es un remedio natural milenario que puede resultar efectivo antes las pérdidas de peso difíciles.

Hace siglos el frío de Siberia y sus consecuentes hambrunas conllevaron a que la población del lugar encontrase un remedio para combatir las épocas largas de hambre a falta de alimentos.

Esta civilización consiguió su propósito tomándose una cucharada de aceite pinoléico, un extracto resultante del piñón coreano.

Su poder saciante disminuye las ganas de comer y controla la ansiedad generada en las dietas de adelgazamiento.

Publicidad

La ingesta de esta sustancia estimula la segregación de GLP1 colecistoquinina, una hormona que se constituye en el intestino delgado y el yeyuno suprimiendo el apetito.

Aunque todavía es bastante desconocido, no parece tener efectos secundarios negativos. Su ingesta se lleva a cabo tomando tres cápsulas media hora antes de la comida.

Aún así, ningún complemento alimenticio hace milagros. Y lo recomendable siempre es combinar una dieta saludable y ejercicio moderado para perder esos kilos sobrantes.