¿Es bueno beber agua del grifo?

¿Deberíamos filtrar el agua o tomarla embotellada? Tres expertas nos dan su opinión. Tú decides.

Lo más popular

"Porque si no, tu cuerpo es el filtro". Esta es la clara opinión de Silvia Ruiz, socia fundadora del espacio ecológico Divina Natura. "Cloro, flúor, nitratos, restos de medicamentos, metales pesados, bacterias, hormonas...el agua del grifo contiene todas estas sustancias y con cada sorbo estás ingiriéndolas", afirma. ¿Cómo solucionar este problema sin tener que consumir continuamente agua embotellada? Para esta experta la solución está en los filtros de carbón activado.

Publicidad

"La calidad del agua que consumimos es de vital importancia, porque además es un excelente conductor de partículas (sedimentos, arena, escamas), químicos (inorgánicos y orgánicos) y microbiológicos (protozoos, virus y bacterias)", dice la dietista y nutricionista María Elvira Sánchez, de Doctoralia. Gas radón, mercurio, algas (que pueden tener efecto cancerígeno), el mutagen X, plomo,MBTE… esta experta nos habla de una larga lista de sustancias potencialmente peligrosas para la salud, algunas, como la cloramina o el flúor, que muchos municipios agregan al agua para prevenir enfermedades o mejorar la salud dental. ¿Su opinión? "Reconociendo que el riesgo 0 o la seguridad absoluta no existe, mi respuesta es que es mejor evitar el consumo de agua directa del grifo porque sí puede representar un riesgo para nuestra salud", afirma Sánchez.

Lo más popular

Una opinión que comparte la health coach Alejandra Fraile (Yomemimo.com). ¿Qué efectos causan todos estos tóxicos sobre nuestra salud? "Si no filtramos el agua, nuestro hígado y riñones lo harán y es una carga extra de trabajo que debemos evitar. Esto es especialmente perjudicial para personas con un sistema inmune débil (por ejemplo en tratamiento con quimioterapia)", dice Fraile. "En estos casos sí me atrevería a decir que hay que tener un cuidado especial con el agua que se bebe, igual que con el tipo de comida que se ingiere", añade. Para esta experta la alternativa está clara: usar filtros de alta calidad o beber agua embotellada de manantiales naturales.

¿Y el agua embotellada?

¿Es una alternativa segura si no queremos instalar un filtro? Según La experta de Doctoralia, en el agua embotellada "el riesgo proviene básicamente del material donde se encuentran contenidas estas aguas, ya que la gran mayoría son de PC o Policarbonato y PET polietileno tereftalato, (derivados del petróleo)". "Y se ha demostrado que son altamente tóxicos para la salud y que este riesgo es incrementado si el producto está expuesto a luz y calor. Existe un estudio realizado por Nicolas Olea, catedrático de la Universidad de Granada, que lo demuestra, inclusive el riesgo que conlleva durante el embarazo", añade.

¿Y entonces? Para que podamos hacer las comparaciones necesarias y decidir qué tipo de agua nos interesa o nos compensa consumir, Sánchez nos resume los pros y los contras del agua embotellada:

- Ventajas: se supone que es de buena calidad.

- Desventajas: es costosa, poco práctica, puede estar contaminada por contacto con el envase o por el medio donde se almacena.

Otra opción más segura a las botellas de plástico es beber agua embotellada en botellas de cristal.

¿Y los filtros?

"Sí soy partidaria de los sistemas de tratamientos de agua en casa", dice María Elvira Sánchez. Pero, según esta experta, deben cumplir tres condiciones: filtrado de materias inorgánicas, metales y minerales (pero manteniendo el nivel de los minerales que son buenos para nuestro organismo: calcio, magnesio, flúor), que eliminen los posibles contaminantes microbiológicos (bacterias y virus) y que se aproveche el agua.

"Los filtros de carbón activado no desperdician agua y no necesitan electricidad. Eliminan del agua todos los contaminantes gruesos y finos como el cloro y otras impurezas, mejorando considerablemente su sabor y olor", explica Sirlvia Ruiz. "La eliminación eficaz de impurezas más gruesas (material orgánico como humus o algas) se consigue gracias a económicos prefiltros, en caso de que esto sea necesario, que además alargan la capacidad filtrante del bloque de carbón activado posterior", añade.

Respecto a los productos químicos muy concentrados (cloro, trihalometanos, fluoruros), así como herbicidas microscópicos y pesticidas, "se puede filtrar muy bien con bloques de coco carbonizado y horneado en vez de solo prensado", dice Ruiz.

Para garantizar la efectividad de estos filtros tendrás que sustituir regularmente los cartuchos filtrantes. Y, como dice Fraile, adquirirlos de buena calidad. Por ejemplo, el Filtro Portátil Carbonit de Sasuno (165 €), de rápida instalación y fácil manejo.

El agua es vida

Elvira Sánchez nos recuerda la importancia del agua en nuestra vida. "Podríamos vivir muchos días sin comer pero pocas horas sin agua. Y es que este preciado líquido cumple funciones vitales en nuestro organismo, como no explica Sánchez:

- Transporte de vitaminas, nutrientes a las células, tejidos y órganos.

- Hidrata los ojos, boca y conductos nasales.

- Regula la temperatura corporal.

- Transporta oxígeno al cuerpo

- Lubrica las articulaciones

- Purifica los riñones de sustancias tóxicas

- Ayuda a mantener una correcta presión sanguínea.

- Mejora la concentración y el tiempo de las reacciones enzimáticas.

- Quema más calorías y disminuye la sensación de hambre.

More from Elle: