Si te gusta el pan, tenemos buenas noticias para ti

A menos que seas celíaco, no hay razones para que dejes de comerlo.

Lo más popular

Si la ciencia nos da permiso, todavía con más motivo. Mientras que durante años hemos estado huyendo del olor a pan recién horneado de las panaderías, ahora (¡por fin! 🙏 ) han demostrado tras casi 30 años de investigaciones que es bueno para la salud y que, si nos apetece, entremos a por esa baguette deliciosa, crujiente y absolutamente perfecta que tan feliz nos hace de vez en cuando.

(vía GIPHY)

Publicidad

Ok, estamos de acuerdo en que no es el pilar de ninguna dieta. Que los carbohidratos rodean esos trozos de gloria convirtiéndoles casi en pecado cuando estamos en modo #operacionverano ON (aunque ya hemos defendido en varias ocasiones a los carbohidratos por aquí…) pero, según este estudio de BMJ el pan -con gluten-, no es el demonio.

Analizaron los datos de 64.714 mujeres y 45.303 hombres desde 1986 a 2010 y se basaron sobre las evidencias que han demostrado en las personas celíacas respecto al gluten: la inflamación del intestino con su consumo. Esto hizo que la comunidad médica se preocupara acerca de si el gluten podría también aumentar el riesgo de obesidad, de síntomas neuropsiquiátricos o riesgo cardiovascular. Y desembocó en lo más obvio: las dietas sin gluten comenzaron a ganar popularidad y la sociedad enfermó por la histeria colectiva (y no por el gluten).

Lo más popular

No sólo las personas celíacas lo fulminaron de su rutina. Un análisis de la National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) de Estados Unidos evidenció que la adopción de una dieta 'gluten free' por personas que no eran celíacas aumentó más de 3 veces desde 2009-10 hasta 2013-14. El gluten comenzó a percibirse como perjudicial para la salud, aunque no fueras celíaco. Así que los investigadores estudiaron durante 25 años los datos que examinaban la posible asociación entre la ingesta de gluten y el desarrollo a largo plazo de enfermedades coronarias como el infarto de miocardio, entre otras.

Los resultados demostraron, sin embargo, que evitar el gluten no supone evitar posibles enfermedades coronarias. Es más, incluirlo en la dieta puede aportar beneficios cardiovasculares.

Y, aunque no lo dice el estudio, los datos previos dejaron otra conclusión a la vista: la histeria sin fundamento... ¡esa sí que es una enfermedad social!

Así que, a menos que seas celíaco, ya puedes volver a amar el pan. Y si en algún momento te sientes mal, recuerda: ¡es por tu salud!

(vía GIPHY)

More from Elle: