Aceitunas, la 'superfood' mediterránea

¿Crees que engordan mucho? Estás equivocada.

¿No las comes porque crees que engordan mucho? No sólo no es así, sino que además te estás perdiendo la principal fuente de grasas saludables del Mediterráneo. La 'health coach' Beatriz Larrea nos cuenta todos los beneficios de estas perlas verdes.

Publicidad

​No engordan

Para la nutricionista y 'health coach' Beatriz Larrea, autora de "Detox para cambiar tu vida", resulta sorprendente que algunos españoles rechacen las aceitunas "porque engordan mucho y sin embargo desayunan pan procesado o bollería y toman refrescos o gin-tonics". Para Larrea, este argumento no sólo no es correcto sino triste, ya que "las aceitunas y el aceite de oliva siempre han sido la principal fuente de grasas saludables y el alimento estrella del mediterráneo". Como dice esta experta, Las grasas son absolutamente necesarias dentro de un estilo de vida saludable y una dieta óptima. Los lípidos te ayudarán a sentirte satisfecha, son necesarios para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, la piel y el aparato cardiovascular, además de intervenir en la formación y secreción de hormonas en el torrente sanguíneo y servir como transporte para las vitaminas A, D, E y K. ¿Quieres más razones para comer aceitunas? Nos las cuenta Beatriz Larrea.

​Bajan el colesterol

A pesar de que su contenido en calorías y grasas, que podrían llegar a ser considerado como altos, lo cierto es que son ideales a la hora de rebajar los niveles de colesterol alto (especialmente el LDL), gracias a que protegen de la oxidación del colesterol malo, evitando su endurecimiento y acumulación en las arterias. Por tanto, son un alimento ideal para la prevención/protección frente a las enfermedades cardiovasculares. Además, contienen ácido oleico, que posee propiedades beneficiosas para proteger el corazón.

Publicidad

​Minerales y vitaminas

Las aceitunas son una de las frutas con mayor cantidad de minerales del planeta. Especialmente ricas en agua, aportan a su vez vitaminas (como la A, E y vitaminas del grupo B), además de minerales (fósforo, yodo, potasio, magnesio y calcio) y antioxidantes. Además, son una de las mejores fuentes de vitamina E que existe, un antioxidante particularmente potente en la lucha contra los radicales libres, el envejecimiento prematuro y la oxidación del cuerpo.

​Efecto saciante

Es un alimento altamente saciante que nos ayudará a mantener nuestro peso, ya que contienen menos calorías de lo que nos han hecho pensar. Esto, unido a su alto aporte de fibra, hará que las aceitunas ingeridas entre horas como aperitivo nos ayuden a controlar el hambre de la manera más sana posible.

Publicidad

​Fibra y hierro

Gracias a su alto contenido en fibra ayuda al estreñimiento y mejora la salud gastrointestinal. Además, las aceitunas contienen mucho hierro, lo que ayuda a prevenir y mejorar problemas de anemia.

​Aumentan tu belleza

Las aceitunas contienen gran cantidad de antioxidantes, entre los que se encuentran el oleuropeína, el hidroxitirosol, el tirosol, el ácido oleonálico, y la quercetina, por lo que son uno de los alimentos clave para la belleza.

Publicidad

​La ración ideal

Se deben de consumir, como todo, con moderación y como parte de una dieta equilibrada. Lo ideal es una ración, que equivale a 5-7 aceitunas diarias. Tampoco se trata de comerte 2 botes de aceitunas todos los días. ¿Y el aceite de oliva? Es maravilloso y yo lo utilizo para mis ensaladas o cuando voy a cocinar a temperaturas bajas. Sin embargo, no hay que olvidar que el aceite es el zumo de las olivas, lo que lo hace que tenga una concentración muy alta de calorías (al igual que el zumo de frutas es una concentración de azúcar). Es mejor utilizar otras cosas como aderezo, como por ejemplo limón, vinagre de manzana, tamari, hierbas y solamente una cucharadita de aceite de oliva.