Tatúate… sin agujas

Esto va dedicado a todos aquellos que viven en el eterno dilema: "quiero un tatuaje pero no lo quiero para siempre" o para aquellos que huyen si huelen las agujas. La tinta Reblack ha oído vuestra llamada.

Lo más popular

Es probable que hayas escuchado en boca de quien se ha tatuado que una vez que te haces uno, repites. A pesar del constante agujere, tatuarse resulta adictivo.

Hacerlo de forma tradicional supone perforar la capa superior de la piel (epidermis) y llegar hasta la segunda capa, es decir, la dermis, a unos 2 mm de profundidad. El dolor al que hay que enfrentarse a la hora de hacerse el diseño no es precio suficiente para algunos y tomar la decisión de tatuarse se vuelve cuesta arriba al pensar en la aguja. Para todos ellos existe otra alternativa. Y no, no es la de no tatuarse, se llama tinta Reblack y no duele nada… porque no hay agujas de por medio.

Publicidad

Foto: Reblack brand

Reblack nace cuando sus creadores descubren cómo las tribus indígenas de Centroamérica se pintaban la piel para sus rituales: con el zumo de una fruta tropical. A partir de ese momento, el mundo de la tinta pasó a otro nivel.

Los ingredientes de Reblack no son secretos: genipa americana (la famosa fruta tropical de los indígenas), goma xantana, sorbato potásico, ácido cítrico y fitoescualeno.

La tinta sólo penetra en la capa más superficial, es decir, la epidermis y los ingredientes reaccionan con los componentes orgánicos de la piel provocando un cambio temporal de color negro 'tattoo'.

"Sol. Terraza. Y mi lista de spotify." 👸🏼@gwendelarge luciendo #reblacktattoos 🔝 #reblacktroupe

A post shared by Reblack Tattoos (@reblackbrand) on

¿Por qué se borran? Los tatuajes permanentes no se van sencillamente porque gracias a las agujas, su tinta sintética penetra hasta la siguiente capa, la dermis. Reblack, sin embargo, se borra porque la epidermis se regenera cada 15 días, así que con "la nueva piel", la tinta desaparece.

Publicidad

'How-to'

Para "tatuarte" primero limpia tu piel con agua y jabón y seca muy bien. Pela la parte blanca de la plantilla y pégala firmemente a la piel, preferiblemente en una zona donde no haya pelo (puedes rasurar previamente). Ponte el guante y aplica la tinta. Espera después dos horas y media sin quitar la plantilla, dejando secar la tinta. Pasado este tiempo, retírala y limpia la zona con agua y jabón.

Cuando retires la tinta no verás el tatuaje inmediatamente. Al cabo de 12 horas, aparecerá como por arte de magia. ¡Y los resultados son espectaculares!

Por cierto, nosotros los hemos probado... y nos hemos enganchado.

Antes, durante y después de nuestra prueba.

Cosas que pueden suceder...

Cuando apliqué la tinta sobre la plantilla y lo dejé reposar, comencé a sentir picor en la zona alrededor de la plantilla, pasados unos 60 minutos. Los ingredientes de Reblack no son tóxicos y la reacción alérgica que tuve no fue por la tinta. Al quitar en ese momento la plantilla y lavar con agua y jabón (lo que debes hacer si te pasa lo mismo), noté que el picor disminuía. Fue por el pegamento de la plantilla, algo que te puede suceder si tienes una piel sensible y reactiva.

Publicidad

Pasados unos minutos, el picor disminuyó, la zona fue tornando a su tono natural y el tatuaje apareció en las siguientes horas, tal y como prometen.

Plantillas

Para tatuarte con Reblack, o eres un experto con el pulso o, lo mejor, evitas liarla hacerte el artista y pruebas a hacerte con un dibujo prediseñado. En su web venden plantillas pequeñas y discretas que te van a encantar.

Y en Instagram, como siempre, ya se ha creado toda una #Reblacktroupe enganchada a esta tinta semi permanente.

Freedom is a state of mind 👌 @eleebs #reblacktroupe #reblackbrand

A post shared by Reblack Tattoos (@reblackbrand) on

Look. This is today's plan ✌️@littledodo 🔝 #reblacktattoos #reblacktroupe

A post shared by Reblack Tattoos (@reblackbrand) on

Sweet sweet. w/ @llopferotge 📸 by @martamullor #reblackbrand #chooseamoment #reblacktroupe

A post shared by Reblack Tattoos (@reblackbrand) on

More from Elle: