Pasarela de color

Esta temporada las mujeres se convierten en reinas de seducción. Como diosas iluminadas que se transforman en seductoras letales al caer la noche.

Tras varias temporadas de ‘Nude attitude’ por fin el maquillaje se rebela y cobra protagonismo. Desde los llamativos y pop que propone Dior hasta los góticos de Givenchy sin obviar, por supuesto, las tendencias románticas y minimalistas, las pasarelas del otoño/invierno 2008/2009 han resultado toda una explosión cromática.

Publicidad

El objetivo es lucir una piel lisa, uniforme, sin rastro de imperfecciones. Aunque en algunos desfiles el maquillaje se acercaba a lo siniestro como en los desfiles de Giambattista, Givenchy o Hermès. En otoño invierno 2008 2009 veremos además, y más que nunca, los ojos smoky o ‘fumée’ en su clásica versión gris y negra, pero también en tonos dorados combinados con sombras oscuras.
 
A medida que pasan las temporadas, lo que varía principalmente es el color de sombras que se usa para lograr este maquillaje tan llamativo y favorecedor, ya que da mucha profundidad a la mirada.

Las sonrisas no se quedan atrás, se cae la creencia de que tan sólo hay que destacar ojos o boca. Los labios, irremediablemente carnosos y sofisticados, se vuelven también translúcidos y sedosos. Nunca antes se habían llevado tendencias tan contrapuestas: lo extremo y lo minimalista.