Diez cosas que las coreanas hacen por su piel (y que deberías copiar)

​Desvelamos el secreto de su piel perfecta.

Lo más popular

"En cuanto pisé Seúl, no tardé en darme cuenta de que vivía en un sitio donde el cuidado de la piel iba más allá de lo superficial: era una parte de la cultura coreana": la empresaria Charlotte Cho, fundadora de la web de cosmética Sokoglam, vivía en California hasta que decidió mudarse al país de origen de su familia: Corea del Sur. Allí descubrió que la cosmética para sus habitantes va mucho más allá de un entretenimiento: es todo un estilo de vida arraigado en toda la sociedad. Cho ha recogido sus vivencias en el libro "Secretos de Belleza Coreanos Para una Piel Radiante" (Ed. Zenith) y estos son los mejores trucos de belleza de las coreanas que hemos descubierto en él:

Publicidad
  • Se limpian el rostro dos veces

Las mujeres de Corea del Sur no se lavan la cara una vez, sino que lo hacen dos: "A las coreanas les obsesiona limpiarse la cara correctamente porque saben que es el primer paso hacia el objetivo final: una piel brillante, hidratada y suave", cuenta Cho. Según ella, la limpieza perfecta se realiza primero con un desmaquillante en aceite (que elimina la grasa y el maquillaje y permite hacer un masaje facial) y después con uno de base acuosa (en gel o espuma, para eliminar restos de sudor o suciedad).

Lo más popular
  • Se protegen del sol (a conciencia)

"Aunque es evidente que la población de Occidente se conciencia cada vez más, los coreanos hace más tiempo que juegan a lo de "mantenerse lejos del sol", cuenta la autora del libro. "Cuando llegué a Seúl, me sorprendió que, incluso en los días soleados, había mucha gente que renunciaba a ver aquel cielo azul para protegerse bajo las sombrillas".

Gracias a que nos llevan años de ventaja, tienen la lección mejor aprendida que nosotros, sobre todo en lo que respecta a descifrar las indicaciones de las etiquetas de los protectores solares. Por un lado, es importante conocer que los rayos UVA son aquellos que causan arrugas, mientras que los UVB son los que broncean (pero a la vez son responsables del cáncer de piel). Por ello, Charlotte recomienda un solar que proteja a la vez de ambos tipos. Y es aquí donde nos interesa conocer los códigos de los envases: el factor SPF indica la protección a los rayos UVB, pero para conocer la protección UVA debemos mirar al factor PA (PA+ indica baja protección, PA++ es protección media y PA+++, alta).

  • Siguen una rutina facial de diez pasos (no necesariamente todos a la vez)

La famosa rutina facial de diez pasos puede resultar extenuante para cualquiera, aunque Cho afirma que esto no se trata más que de un mito: "aunque sea verdad que las mujeres coreanas incluyen más productos en su rutina de cuidado facial, tampoco es que utilicen los diez productos dos veces al día, todos los días. Puede que haya algunos que solo utilices una vez al mes o sólo durante una temporada", asegura.

En total, este sería el aspecto de una rutina facial coreana:

1. Desmaquillante y/o aceite limpiador

2. Limpiador de base acuosa

3. Exfoliante

4. Tónico

5. Esencia

6. Ampollas y sérums

7. Mascarilla

8. Contorno de ojos

9. Crema hidratante

10. Protección solar

Gentle Black Deep Cleansing Oil' (23,99 €), aceite limpiador de Klairs


  • No gastan tanto en belleza como parece

Con una rutina tan extensa, ¿cuánto dinero destinan las coreanas a su cuidado facial? Al parecer, no tanto como podría parecer: "Gracias a los clientes quisquillosos y a la demanda generalizada, incluso los productos coreanos de cuidado facial más innovadores suelen ser asequibles. Hay tiendas de cosmética en cada esquina, así que tener una piel radiante está al alcance de todos".

  • Priman el cuidado de la piel, no el maquillaje

"En vez de tapar las imperfecciones con maquillaje, los coreanos tienden a centrarse en productos de cuidado facial que vayan a la raíz del problema y lo traten antes de que empiece", afirma Cho.

  • No piensan en la edad al elegir un cosmético

Para Charlotte, "mucha gente cree que la edad es el factor más importante a la hora de decidir qué productos probar. Los productos adecuados para ti no se formulan según la edad que tengas, sino según el estado de tu piel. ¿Todas las personas de cuarenta años tienen los mismos problemas? No, así que no deberías comprarte una línea de cosméticos basándote en el grupo de edad al que perteneces".

  • Saben que lo natural no siempre es lo mejor

La industria cosmética coreana se basa en las innovaciones más punteras de los laboratorios, lo cual choca con la tendencia occidental a primar los productos naturales. Charlotte Cho tiene algo que añadir a favor de la química: "Hay miles de sustancias naturales que son extremadamente irritantes para la piel, por ejemplo la hiedra venenosa o incluso la hierba. Muchos conservantes sintéticos son una opción mejor para estabilizar el producto y pueden conservarlo con eficacia durante más tiempo". Además, añade: "Ya sé que la palabra 'químico' suena alarmante, pero ¿sabías que tú también te compones de millones y millones de sustancias químicas?".

Tomatox Magic White Massage Pack' (17,99 €), mascarilla iluminadora de Tonymoly


  • No usan polvos matificantes

"A no ser que tengan una piel extremadamente grasa, la mayoría de las coreanas ni se toma la molestia de aplicarse polvos", cuenta la autora. "Un look recargado y mate es la antítesis del aspecto fresco y perfecto que estamos buscando".

  • Combinan marcas

"Nunca te sientas en la obligación de utilizar una línea de cosméticos entera para lograr los mejores resultados. Me ha pasado muchas veces lo de encontrarme con una marca determinada que tiene un aceite facial increíble, pero una hidratante horrible. Mezcla y compra para complacer a tu piel", recomienda la escritora.

  • Toman alimentos antioxidantes

Según relata Cho en su libro, muchos de los alimentos tradicionales coreanos tienen un gran poder antioxidante: es el caso del kimchi, un plato de col fermentada muy rico en probióticos, o el Boricha, un té de cebada sin cafeína.