10 'tips' antes de aumentarte el pecho

El aumento de mamas es la cirugía plástica más demandada entre las españolas, cada año casi veinte mil mujeres se someten a ella. Pero, pese a su popularidad, hay una serie de dudas que conviene despejar antes de la intervención. Te las aclaramos. 

La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) plantea un decálogo de consejos a tener en cuenta antes de una operación de pecho.

La implantación de las famosas prótesis PIP y todo el revuelo que ocasionaron no han hecho más que engrandecer estos interrogantes. Los expertos indican que debes asegurarte de que...

1. El cirujano sea Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Puedes solicitarle una acreditación si fuese conveniente.

Publicidad

2. La operación sea en un quirófano de un centro hospitalario o clínica que tenga todos los recursos quirúrgicos necesarios en caso de emergencia.

3. El cirujano te ha realizado un estudio preoperatorio conveniente, como las pruebas radiológicas mamarias.

4. Se te ha entregado un documento para que firmes el consentimiento sobre la anestesia, por tu seguridad. 

5. Hayan valorado los diferentes tipos de prótesis así como el peso y forma de las mismas. Desconfía de los precios demasiado baratos.

Lo más popular

6. Tengas en cuenta de que ninguna prótesis dura para toda la vida. Todas pueden romperse o estropearse con el tiempo.

7. El cirujano te ha entregado la tarjeta de identificación de las prótesis, en ella vienen las características y la marca de las mismas. 

8. Acudir a revisión, al menos una vez al año, después de la operación en adelante para un seguimiento correcto. 

9. En caso de rotura, someterse a una explantación. No tiene que hacerse de forma urgente porque no es un riesgo grave para la salud.

10. No hacerlo bajo ningún concepto siendo menor de edad o no ser maduro psicológicamente para ello.

Antes de cualquier operación de cirugía plástica o reparadora, sea cual sea, es fundamental tomarse su tiempo en recaudar toda la información necesaria, ver a diferentes especialistas y no optar por la opción más barata sólo por el precio porque puede terminar saliendo muy caro.