Tatuajes en verano

¿Es peligroso hacerse un tatuaje en verano?

Peligroso no, pero es preferible que esperes al otoño –enero o febrero-, que hay menos incidencia solar y la piel ha descansado de los excesos de sol. Pero si ya te lo has hecho debes tomar medidas especiales para que el tatuaje no se convierta en una mancha. “Con las punciones o miroinyecciones sobre la piel que se realizan cuando se dibuja un tatuaje se hacen heridas y esto es un traumatismo para la piel, exactamente igual que cuándo te haces un láser, y la piel está más expuesta a las agresiones externas –sol, salitre, cloro-”, advierte la dermatóloga Natalia Jiménez (www.grupopedrojaen.com).

Publicidad

Por ello es muy importante evitar la exposición solar durante al menos un mes. Pero, si ya te lo has hecho debes llevar la zona tapada con un apósito oclusivo o ponerte protección solar alta/total cada una o dos horas para protegerla del sol y evitar manchas en la piel, recomienda la Dra. Jiménez. Además, “después de hacer deporte o mojarte la zona en la ducha, piscina o playa, debes secarte bien, y a continuación aplicar cremas regeneradoras”, aconseja la experta.