'Beauty tips' para una entrevista de trabajo

La primera impresión cuenta y más a la hora de acceder a un puesto de trabajo. Los gestos, la manera de hablar, la experiencia, la ropa y sí, el maquillaje también. Todo habla de ti silenciosamente, te decimos qué hacer en el aspecto 'beauty' para causar la sensación correcta en una entrevista profesional.

Lo más popular

No es cuestión de seguir un estilo concreto, un color de labios en especial o un peinado que te va a llevar directa al triunfo, las cosas no ocurren así. 

La experiencia y la formación son claves para acceder a un puesto de trabajo, evidentemente, pero hay factores que pueden ayudar a causar una muy buena impresión en el primer instante, una carta de presentación con la que jugar.

1. Todo depende del puesto: no es lo mismo una entrevista para ser analista financiera que para ser estilista. Evaluaremos la sobriedad o la creatividad del estilo de nuestro maquillaje y pelo en función de para qué sea el trabajo. Cuanto más serio sea, más sencillo será el 'beauty style' que irá en consonancia con el 'look'. 

Publicidad

2. No es el momento de arriesgar: voy a ver qué tal queda este tinte, voy a probar estas toallitas autobronceadoras, voy a estrenar mi crema nueva... Error y rotundo. No te pongas nada que no hayas testado antes, el resultado puede ser desastroso, darte alergia, dejarte ronchones o el pelo color zanahoria, ¡ah! y el día de tu boda tampoco es el momento, por si las moscas...

3. Ante la duda, neutralidad: si el mismo día no sabes cómo maquillarte por el bloqueo de los nervios, tira de básicos. No vayas sin peinar o arreglarte pero opta por lo infalible: un toque de máscara de pestañas, algo de rubor y unos labios hidratados con un poco de color. Sencilla y con buena cara. 

Lo más popular

4. Pelo en condiciones: no hace falta tener la melena de Blake Lively, ni gastarte dinero en la peluquería. Pero el pelo limpio siempre (no es el día del champú en seco). Si no sabes manejarlo, una coleta baja pulida con los mechones retirados de la cara es una opción fácil, rápida y gratis. Decimos no al aspecto desaliñado. 

5. Limpieza en profundidad: pequeños detalles como exfoliarte el mismo día para estimular la microcirculación en el rostro y que se vea más luminoso, lo mismo con los labios para que no se cuartee el color, aliento fresco, perfume... Los olores ricos y la sensación de aseo hacen que ganes puntos. 

6. Ojo con las manos: ya hablamos hace tiempo de la importancia de cuidárselas y lo mucho que dicen de ti. Evita llevar las uñas muy largas, con colores chillones, ni decoraciones en relieve, purpurina, etc... Si no te decides, una manicura francesa sutil o roja será una apuesta segura. Hidrátalas, que tengan un aspecto cuidado. 

7. Cejas naturales: su forma es capaz de transformar la mirada. Tanto como si nos pasamos al depilarlas o las dejamos crecer al libre albedrío. Que no llamen la atención (por defecto ni exceso) y que encajen en las proporciones de tu cara. 

¿Preparada para dar lo mejor de ti?