Casa de campo en el Alentejo

Muito bonita

El color del cielo y del mar alentejano se funde con el del campo en esta casa 
portuguesa. Un edén de descanso donde el día a día transcurre entre piezas 
de diseño, objetos adquiridos en mercadillos y muebles nórdicos vintage.

Realización: Beatriz Aparicio. Fotos: Montse Garriga. Texto: Ana M. Jiménez. - 26-04-2013

El mar y el campo arropan la casa de verano del diseñador Nuno Benito. Para darles 
protagonismo y adaptar la casa a su sosegado estilo de vida, proyectó una reforma que destapó toda su belleza.

¿Qué tipo de modificaciones realizaste? Eliminé tabiques para ampliar el salón e integrar la cocina y elevé los techos 
con la idea de dar la sensación de doble altura y que el espacio 
quedase más desahogado. También hice dos habitaciones 
para invitados con baño en lo que era el garaje y el despacho. 

Y como guinda, una decoración súper personal. ¡Y tanto! Hay recuerdos de familia, objetos vintage que he adquirido en viajes... Muchos los tenía en un trastero en mi casa de Lisboa 
y, cuando compré ésta, dije: “¡por fin voy a poder colocarlos!”.

¿Disfrutas comprando cosas para la casa en los viajes? Un montón. Cuando estoy en otro país, voy buscando los mercadillos y anticuarios. De hecho, en un viaje a Miami tuve que comprar otra maleta para llevar seis lámparas que me enamoraron.

Esos detalles son el alma de la casa ¿verdad? Sí. Odio que los accesorios se compren cuando se planifica la decoración inicial, que todo sea nuevo. Me gusta que los objetos tengan historia.

¿Cuál es la pieza más especial para ti? Un aplique con forma de globo que hay en la cocina. Lo rescaté de una casa de 
vacaciones que teníamos en San Juan (Alicante) y que vendimos cuando mi madre murió. Iluminaba nuestras cenas de verano.

¿Y tu rincón favorito? Un conjunto de tres pinos con una hamaca que hay en el jardín, porque tiene sombra y unas vistas muy buenas. Dentro, adoro la chaise-longue frente a la chimenea, donde me siento a ver películas que proyecto en la pared.

¿Por qué elegiste el negro para la cocina? La integré a mitad de la obra y cuando miraba la pared blanca con las ventanas negras no me gustaba. La pinté de negro y después pensé que me gustaría todo así, porque aunque estuviese revuelta no se notaría.

Las alfombras tienen gran protagonismo en tu hogar: ¿qué te aportan? Transmiten calidez y humanidad. Pueden ser 
tranquilas o llamativas, pero son el toque final que da confort.

Y el exterior pone el punto de frescura, ¿no? Sí, en verano hacemos vida al aire libre, desayunamos, nos bañamos... Además, hay que decir que el Alentejo tiene el mejor cielo de estrellas y la puesta de sol enfrente de la piscina es maravillosa.


Ecommerce producto1 producto2 producto3 producto4 producto5 producto6