Sara Carbonero y Ágatha Ruiz de la Prada, cara a cara

Orgullosa de sus hijos, enganchada al fucsia y adicta al trabajo, la diseñadora que rompe moldes es un espíritu libre que sueña despierta y puede con todo.

Publicidad
More from Elle: