Diario de una becaria ELLE

Chelo, ganadora de nuestra primera Superbeca, nos cuenta su paso por la redacción de ELLE. ¿Quieres saber cómo fue su experiencia?

Cuando leí en la revista que iba a haber una convocatoria para realizar una beca de nueve meses en ELLE, Lancôme y Equipo Singular, al principio estuve un poco escéptica, pero decidí tirarme a la piscina y presentarme, no tenía nada que perder... El día que Cecilia Múzquiz, directora de Actualidad y de Redacción, me llamó para decirme que había ganado me quedé 
en blanco. Recuerdo perfectamente que le pregunté «pero ¿de verdad?».

Publicidad

Los tres meses en la revista han pasado demasiado rápido, han sido muy intensos. He trabajado en casi todos los departamentos y he estado rodeada de personas que, desde el primer día, me 
han tratado como una más. 
Os preguntaréis: «¿Qué es exactamente lo que has tenido que hacer?». ¡Pues de todo! He buscado fotos para edición gráfica, he escrito artículos, he entrevistado a famosos, he trabajado con las estilistas rodeada de ropa fabulosa e, incluso, ¡he tenido que buscar un ave rapaz disecada para el departamento de producción!

Lo más popular

No sé lo que me deparará el futuro, aunque puedo estar orgullosa de haber formado parte de esta gran revista de moda. Y aunque me entristece tener que 
dejar la redacción, la experiencia no acaba aquí, aún me queda mucho por hacer en Equipo Singular 
y Lancôme. Así que no dudéis en presentaros en esta segunda edición de la Superbeca ELLE. Uno de vosotros puede ser 
el siguiente. ¡Mil gracias ELLE!