Cuatro

Año 4: Estabilización.

El número 4 hará que te impongas unas reglas a seguir. Gracias a ellas, construirás una base sólida de cara al futuro. Ya no te queda nada por poner en duda o modificar en profundidad. Es el año del trabajo productivo, perfecto para realizar planes a medio plazo, fijar unos límites y mantenerlos, pulir los detalles y organizar cuidadosamente tu tiempo. Confía en tus capacidades para remontar, con paso lento, la pendiente de forma segura. Saldrán a relucir tus cualidades: responsabilidad, determinación, valentía y, sobre todo, perseverancia.

Publicidad