No desmaquillarte (o hacerlo mal) provoca arrugas

1 de cada 3 mujeres admite irse a la cama, al menos dos veces por semana, sin desmaquillarse. Y eso, son muchas arrugas de más. Te mostramos las claves para desmaquillarte correctamente.

Lo más popular

¿Alguna vez te has acostado sin desmaquillarte y a la mañana siguiente parecías un oso panda? Admítelo, seguro que más veces de las que dices. Al llegar a casa lo que menos te apetece es perder el tiempo quitándote el maquillaje, sobre todo cuando vuelves de fiesta a las tantas de la noche. Y no eres la única. Según una encuesta, una de cada tres mujeres admite irse a la cama, al menos dos veces por semana, sin desmaquillarse. Pero como ya sabemos, "olvidarte" de este pequeño hábito puede pasarle factura a tu piel: poros obstruidos, falta de regeneración, y sequedad e irritación.

Publicidad

Eliminar tu base o la máscara de pestañas no es suficiente para dejar la piel completamente limpia, y mucho menos si llevas maquillaje waterproof en los ojos. La manera de desmaquillarnos es igual, o incluso más importante que el propio acto de limpiar nuestro rostro. Con esta técnica eliminarás con suavidad (y eficazmente) todo el maquillaje sin estimular el proceso de formación de líneas de expresión y arrugas. Son unos sencillos pasos que seguro, ¡querrás poner en práctica!

Ablanda el maquillaje antes de quitarlo

Cuando vayas a retirar el maquillaje de tus ojos, lo primero que debes hacer es echar generosamente tu desmaquillante bifásico (con solución oleosa) en un disco de algodón, cerrar los ojos y presionar el algodón en ellos. Espera unos 30 segundos, o un minuto, para que el maquillaje se ablande y se disuelva, y entonces retira el sobrante con lentos movimientos ascendentes y descendentes. Lo que se evita con esta técnica es frotar y estirar la zona de la mirada, acciones, que de hacerse constantemente, causan la aparición de líneas de expresión.

También puedes usar un bálsamo limpiador, como Total Renew Balm para quitar el maquillaje de ojos. Solo tienes que calentar una pequeña cantidad del producto frotándolo con la yema de tus dedos. Cierra los ojos y masajea el área de alrededor con suaves movimientos circulares, aplicando de esta forma el producto. Y por último, aclara con abundante agua.

Usa un bastoncillo de algodón para eliminar el eyeliner más duradero

Cuando terminamos de desmaquillarnos, muchas veces, vemos que el eyeliner sigue ahí, un poco más borroso que antes, pero en su sitio. Empiezas de nuevo el mismo proceso para ver si esta vez, por fin, desaparece. Pero nada. Al final desistes, y al día siguiente lo vuelves a intentar. ¿Un truco? Aplica un poco de tu desmaquillante en un bastoncillo para los oídos y deslízalo por la línea dibujada. Este pequeño gesto incide solo en la zona en cuestión, eliminando todo rastro de eyeliner, y te impide estirar más de la cuenta el contorno del ojo por la frustración.

Además de estos consejos, es recomendable hacer ejercicios faciales después de desmaquillarte para prevenir la aparición de líneas de expresión y arrugas en la zona de los ojos (también es una manera eficaz de fortalecer tus músculos faciales). Y no te olvides de echarte la crema reparadora de noche antes de acostarte.

More from Elle: