Dormir sobre la almohada correcta reduce arrugas

Ni viscoelástica, ni de látex, ni de plumón. La clave para tener una piel tersa cada mañana es la funda de la almohada.

Lo más popular

Uno de los factores para evitar la aparición prematura de arrugas y líneas de expresión es un descanso reparador. Igual que eliges un buen colchón, debes hacer lo propio con la almohada. Pasamos una cantidad considerable de tiempo sobre una almohada y una postura incorrecta sobre ella puede pasarle factura a nuestra piel.

Seguro que no eres la única que cuando se levanta y va al baño, descubre el rostro lleno de marcas. Al rato desaparecen a simple vista, pero en el fondo, dejan su rastro en forma de arrugas. ¿Cómo podemos evitarlo? Con un sencillo gesto, cambiando la funda de la almohada. Así de simple. Dependiendo de su tejido podemos evitar males mayores en nuestra piel. Estos son algunos de los mejores materiales para solucionar el problema.

Publicidad

Cobre, desafiando al tiempo

El cobre se ha convertido en el elemento de moda en la industria de la belleza, ya que acelera la producción de colágeno y elastina, proteínas que proporcionan elasticidad a la piel frente a los efectos del envejecimiento, y ácido hialurónico, que contribuye a darle volumen a nuestro rostro. De hecho, este material también está en la piel, y juega un papel vital en su elasticidad. Por eso ha llegado también al campo del descanso. Las almohadas fabricadas a partir de fibras de óxido de cobre son tan cómodas como las que utilizas habitualmente para dormir.

Puede parecer una locura, pero varios estudios han demostrado que las personas que durmieron durante cuatro semanas sobre fundas en las que se encontraba el cobre en su composición, vieron cómo se reducían significativamente sus arrugas faciales y las patas de gallo. ¿Y quiénes somos nosotras para rebatir a la ciencia?

Una piel suave como la seda

Todas hemos soñado con eso alguna vez. Y aunque creamos que es imposible, en realidad, una almohada de seda también puede hacer que tu piel tenga un aspecto más juvenil cada mañana. Según la dermatóloga D. Jaliman, "cuando nuestro rostro se mueve sobre una funda de seda la piel se desliza sobre ella", es decir, que la seda es mucho más suave en contacto con la piel y contribuye a que ésta se mantenga más hidratada.

Si te has quedado igual de sorprendida que nosotras, ya sabes, con un simple cambio de almohada, y una buena hidratante en tu ritual de belleza, como Aquasource Everplump Night, diseñado para mantener una piel hidratada y acabar con las arrugas faciales en una semana, tendrás los elementos necesarios para luchar contra el paso del tiempo.

More from Elle: