3 trucos para quitarte el miedo a lucir tus piernas

Porque ya va siendo hora de decirle adiós a las medias, estos consejos te harán más llevadero el 'shock' de destapar tus piernas por completo.

Lo más popular

Reconozcámoslo, el buen tiempo y las altas temperaturas han vuelto, y por mucho que no queramos, el momento de las medias oscuras y los looks de entretiempo ha llegado a su fin. Para muchas supone un shock despojarse de este preciado complemento y dejar a la vista de todos unas piernas blancas, y muchas veces, flácidas y poco tonificadas. Pero puedes dejar atrás tus miedos e inseguridades con estos sencillos trucos. Cuanto antes empieces, mejor.

Publicidad

Refuerza tu cuerpo inferior

No es un secreto: si quieres unas piernas bonitas, tienes que moverte. No estamos diciendo que tengas que hacer ejercicio todos los días, con 15 minutos de entrenamiento intenso específico para piernas un par de días por semana es suficiente para tonificar la parte inferior de tu cuerpo. Algunos de los ejercicios más eficaces son los squats, lunges y but kicks, o lo que es lo mismo, sentadillas, zancadas y saltos con talones hacia arriba.

Elimina las células muertas de la piel

Antes de empezar cualquier tratamiento de belleza en tus piernas, debes exfoliarlas para eliminar las células muertas acumuladas durante el invierno. Una vez por semana, utiliza un exfoliante suave para limpiar, nutrir y estimular la circulación de tus piernas. Ya estarás lista para pasar a la siguiente fase: conseguir unas piernas elegantes y seductoras. ¿Cómo? Puedes simular un brillo saludable en tu piel usando una crema corporal con maquillaje, como la leche corporal BB Milk Lait Corporel de Biotherm. Con un acabado muy natural porque se adapta a todos los tonos de piel, es el producto perfecto para decirle adiós a la palidez de nuestra piel que tanto nos caracteriza por estas fechas.

Sigue una dieta rica en verduras

Si hay algo que odiamos cuando lucimos piernas, es que también se vea la celulitis que hay en ellas. Y es que muchas veces sufrimos celulitis infiltrada, un tipo de celulitis causada por la retención de líquidos que nos provocan algunos alimentos. Por eso evita el exceso de sal en tus platos, las comidas procesadas, el azúcar refinado y, en general, los alimentos grasos. En cambio, lo mejor que puedes hacer es incorporar a tu dieta cuantas más frutas y verduras mejor. Pero además, debes tener en cuenta que si quieres ganar la guerra a la celulitis, es muy importante que estés siempre bien hidratada. Así que escoge también alimentos que te aporten esa hidratación extra que tu piel necesita por dentro y por fuera. Las fresas, la sandía o el pepino son grandes ejemplos.

More from Elle: