¿Puede la crema solar ser más perjudicial que el sol?

Aunque parezca mentira, la respuesta es sí. Existen protectores solares que además de ser poco efectivos para la salud, también dañan el medio ambiente.

Lo más popular

Con el calor haciendo acto de presencia y el verano pisándonos los talones, las ganas de tumbarnos al sol y disfrutar de la piscina o la playa van más en aumento. Así que es momento de hacerse con un protector solar para ir cogiendo color, porque sin protección no se puede conseguir el bronceado perfecto. Sin embargo, no todos cumplen la misma función, sobre todo teniendo en cuenta el tipo de piel de cada una. Pero si además te dijéramos que algunas cremas solares pueden ser más peligrosas que el sol, ¿a qué te lo pensarías antes de elegir cualquiera al azar?

Publicidad

Pues sí, hay protectores que pueden ser doblemente dañinos, afectan tanto a la salud como al medio ambiente. Algunos de los ingredientes químicos de los que se componen, como los conservantes sintéticos o los parabenos, no actúan con total eficacia frente a los dos tipos de rayos ultravioleta que perjudican nuestra piel (rayos UVA y rayos UVB). En vez de desviarlos, los bloquean, y pierden sus efectos al entrar en contacto con el agua y el sudor. Pero además, son perjudiciales para los mares y océanos y la biodiversidad que habita en ellos.

Por suerte, cada vez más personas son conscientes de las repercusiones que pueden acarrear este tipo de productos en la naturaleza y en nuestra salud, y ya podemos encontrar en el mercado algunas marcas que, tras años de investigación, han creado cremas solares ecológicas. Al contrario que los químicos, los ingredientes naturales crean una barrera protectora en la piel que la defiende de los efectos del sol, y a la vez son respetuosos con el medio acuático.

Un claro ejemplo de estas nuevas cremas la encontramos en la leche solar Waterlover Sun Milk. Está compuesta por filtros que cuidan el medio ambiente (Mexorly SX y XL) y protegen la piel de los rayos UV. Y para los posibles daños producidos por el sol, contiene Sun Sea Wind Repair Technology™, una combinación de vitamina E, con efectos antioxidantes, y Life Plankton™, con efectos regeneradores, que revierten los signos del envejecimiento, previenen las arrugas y las líneas de expresión, y fortalecen la piel. Esta fórmula es resistente al agua y biodegradable al 96%, y además, su envase es totalmente reciclable.

Aún estamos a tiempo para conseguir una crema solar natural que nos proteja del sol, no solo en la playa o la piscina, también en nuestro día a día.

More from Elle: