Cómo usar el autobronceador sin miedo

Motivos para usarlo: te puede salvar de más de un apuro. Motivos para no usarlo: parecerte peligrosamente a Trump. A favor: no daña la piel. En contra: quedarte a manchas. A favor: no envejece como el sol. En contra... ¿Ya te hemos convencido? Ahora aprende a aplicarlo bien para evitar los riesgos y el temido color naranja 'cheto'.

Lo más popular

Cuando una piensa en autobronceadores es irremediable que se le venga a la cabeza la imagen de un Donald Trump anaranjado, y no le falta razón. Sin embargo, queremos romper una lanza a favor de estos productos porque ya no son lo que eran, y si se usa correctamente (y no como el presidente de los EE.UU.), puedes llegar a lucir una piel morena, sana y con brillo este verano. Es el momento de incluir el autobronceador en tu rutina de belleza, y te contamos cómo.

Publicidad

Piel morena sin riesgos

Como los autobronceadores no suelen gozar de una buena reputación, la gente se decanta por otros tratamientos (mucho más agresivos). Pero ni las cabinas de rayos UVA ni las largas jornadas bajo el sol son la mejor opción para coger el tono de piel ideal. De hecho, entre sus efectos están las quemaduras, manchas de piel, pérdida de elasticidad y envejecimiento prematuro.

El autobronceador puede hacer muchas más cosas por ti que darte el mejor moreno del verano (sin riesgos). Los hay de todo tipo y para todas las necesidades, pero asegúrate de hacerte con uno que sea hidratante para fortalecer la barrera protectora de la piel, como el autobronceador Aqua-Gelée Autobronzante de Biotherm que, gracias al alga regeneradora Life Plankton™ que se encuentra entre sus componentes, hidrata la piel y le otorga un brillo extra. Además es apto para el rostro, con lo que no necesitarás utilizar varios productos para broncearte. Eso sí, puedes reforzar sus efectos con el tónico autobronceador, que deja un acabado suave y aterciopelado.

Trucos para un resultado natural

No va con un manual de uso, pero si quieres disfrutar de un bronceado perfecto, sin manchas ni partes del cuerpo con un tono distinto, es importante exfoliar e hidratar antes de aplicarlo, para eliminar cualquier célula muerta persistente y zonas secas que desluzcan el resultado. Con estos sencillos pasos, no habrá autobronceador que se te resista.

Paso 1: Debes exfoliar la piel un día antes para dejar que se recupere del proceso. Si no quieres una exfoliación invasiva, puedes usar productos más ligeros (pero igual de efectivos) como Lait de Gommage de Biotherm. Masajea suavemente por la piel húmeda y enjuaga en profundidad.

Paso 2: Aplícate una crema hidratante intensa para nutrir las zonas secas de la piel, como la leche corporal Lait Corporel, compuesta con extractos cítricos nutritivos, restaurará la barrera protectora de la piel.

Paso 3: Ya puedes aplicarte el autobronceador Aqua-Gelée junto al Tónico autobronceador tanto en rostro como cuerpo.

Un consejo: Frota vaselina en las cejas y en la raya del pelo para que el efecto bronceador no deje resultados indeseados en tu cuerpo.

More from Elle: