3 razones por las que amarás el derma-rolling

Este tratamiento de belleza va a ser tu favorito a partir de ahora, y te decimos por qué.

Lo más popular

¿Qué te parecería clavarte miles de agujas en el rostro para tener una piel tersa? Nos llamarías locas. ¿Pero si te dijéramos que no duele como parece y que es más efectivo que cualquier otro tratamiento? Ahí la cosa cambia. Porque no se descansa en la búsqueda de la eterna juventud, ha surgido una nueva tendencia antiedad que está conquistando cada día a más adeptas. Se trata del derma-rolling o terapia de inducción de colágeno y en él se utiliza un rodillo con pequeñas agujas que se desliza suavemente por el rostro provocando minúsculas punciones en la capa superficial de la piel.

Publicidad

Aunque la idea de someter a la piel a una serie de micropunciones, en principio, no nos inspire mucha confianza, parece que el resultado final hace que cualquier pequeña molestia merezca la pena. De hecho, los expertos en belleza lo recomiendan cada vez más por sus múltiples beneficios.

Mejora la eficacia de los productos de belleza

El rodillo cuenta con centenares de minúsculas agujas que penetran sutilmente en la dermis, la capa situada debajo de la epidermis, causando una serie de micro lesiones que, según los expertos, hacen que el cuerpo crea que está sufriendo una agresión y empiece a aumentar el flujo sanguíneo y la producción de colágeno y elastina con el fin de reparar la zona afectada.

Estas microperforaciones hacen que la piel absorba mejor los productos de belleza, maximizando sus efectos. Eso sí, elige bien qué productos usar nada más terminar una sesión de derma-rolling, como Life Plankton Essence, que te aportará un mayor número de efectos rejuvenecedores.

Se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo

Aunque la mayoría de las personas lo utiliza como un tratamiento antiedad, aplicándolo en líneas de expresión, ojeras e incluso labios para darles mayor volumen, el tratamiento también sirve para solucionar otros problemas de la piel, como el acné o las estrías.

Y es que el proceso de las microagujas mejora el estado general de la piel, devolviéndole su elasticidad y reduciendo las arrugas. Pero además, si se incorpora a la rutina diaria de belleza, el derma-rolling frena la decoloración de la piel y le proporciona un tono más uniforme, minimizando la aparición de cicatrices y estrías. Es más, según un estudio en el que se analizó el efecto de las microagujas sobre las cicatrices del acné, el 94% de los participantes vieron cómo mejoraba claramente el proceso de cicatrización después de cuatro meses de tratamiento.

Resultados permanentes

No todos los tratamientos antiedad son recomendables, y más si tienes algún problema en la piel. Sin embargo, el derma-rolling es apto para casi todo el mundo, las únicas personas que deben abstenerse de probarlo son aquellas con piel ultra sensible, con acné o erupciones.

Lo bueno de este tratamiento es que se puede llevar a cabo en cualquier parte y para obtener unos resultados visibles se recomienda hacerlo entre 2 y 3 veces por semana, aunque también se puede hacer una vez al mes, dependiendo de la longitud de la aguja que se elija. En cualquier caso, los dermatólogos advierten que, en cuanto a líneas de expresión y arrugas, los resultados no serán visibles hasta, al menos, ocho semanas desde el inicio del tratamiento. Sí, crees que es demasiado tiempo, pero no desesperes, piensa que la espera merecerá la pena en cuanto veas tu rostro rejuvenecido y cuidado. Porque lo mejor de todo es que los resultados perduran con el tiempo.

¿Se puede pedir algo más? Nosotras creemos que no. Estamos seguras que esta nueva tendencia se convertirá en uno de tus secretos de belleza mejor guardados.

More from Elle: