Por qué debemos decir SÍ a la biocosmética

Porque no tiene químicos, porque cuida el medio ambiente, porque protege nuestra piel… ¿Quieres más motivos?

Lo más popular

Dejando a un lado las modas –ahora se lleva el 'clean beauty' o belleza natural– parece que las multinacionales de la cosmética se están dando cuenta de que pueden conseguir mejores productos aprovechándose, de forma sostenible, de los múltiples recursos naturales que nos proporciona nuestro planeta. Es lo que se llama biocosmética. Hay muchas variantes, la cosmética orgánica, vegetal, eco-friendly… Pero a todas ellas les une un mismo objetivo, cuidar la piel con materias primas que no han sido modificados químicamente. Y no hay nada mejor que la propia naturaleza para cuidarnos. He aquí varias razones por las que te engancharás (como nosotras) a la biocosmética.

Publicidad

1. Es natural

La más clara de todas ellas. Nos gusta lo natural y que encima nos cuide y nos mime, mucho más. La piel es el órgano más grande y más vulnerable de nuestro cuerpo, por eso debemos tener más cuidado con él. De ahí que muchas marcas produzcan productos sin pesticidas ni conservantes sintéticos.

2. Protege el medio ambiente

Cada vez más la industria de la cosmética está concienciada con el cuidado de nuestros recursos naturales. Por ejemplo, los productos de Biotherm tienen un alto porcentaje de agua, pues a través de la hidratación cuidan nuestra piel. De ahí que la marca francesa haya decidido dedicar una gran proporción de su investigación científica a la biotecnología azul, es decir, combinar tecnología de vanguardia con organismos acuáticos para crear nuevas formas de energía e ingredientes activos, como el extracto de alga o el plancton termal, y así mejorar la sostenibilidad de la vida marina. De hecho, su línea de cosméticos Waterlover está formulada con un 96% de ingredientes biodegradables, como la crema solar Waterlover Sun Milk, que no daña al ecosistema marino.

3. Es reciclable

Otra forma de ayudar al medio ambiente. No solo se preocupa de los animales y los recursos naturales, también de no incrementar la contaminación industrial, el calentamiento global o los vertidos de petróleo. La mayoría de los envases de la biocosmética están creados con materiales reciclables. Sin ir más lejos, el 80% de los embalajes que usa Biotherm se componen de cristal reciclable.

4. Cuida la piel

Los productos naturales se adaptan a cada tipo de piel, la cuidan, la protegen y mejoran su capacidad de regeneración. Ingredientes procedentes de la tierra y del mar son los favoritos para crear esta clase de cosmética. De hecho, varias marcas, como Biotherm, han descubierto los atributos milagrosos de las microalgas. Este pequeño microorganismo contiene propiedades anti-edad, antioxidantes y regenerativas, que cuando se aplican en la piel ayudan a fortalecerla, suavizarla y revivirla, protegiéndola de las agresiones externas.

5. No es alergénica

Al no utilizar componentes químicos, sus efectos son menos agresivos, que no menos efectivos, al contacto con nuestra piel. Por lo que, al contrario de lo que pasa con algunos productos de belleza convencionales, no tienen efectos secundarios ni producen ningún tipo de alergia. Así que son perfectos para cualquier persona.

More from Elle: