6 trucos para recuperarte de los excesos del verano

Después de las comilonas, la falta de sueño y el cansancio acumulado de las vacaciones, toca hacer una puesta a punto para la nueva temporada. Te enseñamos unos sencillos trucos para recuperarte por dentro y verte aún mejor por fuera.

Lo más popular

Helados, copas, cócteles, aperitivos…Que levante la mano quien de nosotras no ha caído en alguna de estas tentaciones (o en todas) durante el verano. Y es que llevar hábitos de vida poco saludables, como una mala alimentación, beber alcohol o no dormir las horas correspondientes, propios de esta época del año, aumentan los niveles tóxicos de nuestro organismo. Estos abusos, además de ser perjudiciales para la salud, afectan muy negativamente a tu piel, haciéndola cada vez más propensa a las imperfecciones.

Publicidad

Pero ¡no temas, que hay solución! Aunque nuestro hígado ya se encarga de eliminar las toxinas tras una noche de excesos, existen otros trucos que te ayudarán a decir adiós a las sustancias negativas que habitan en el organismo. ¡Toma nota!

Hidrata tu piel

Sabemos de sobra que una piel limpia e hidratada debe ser uno de los 'beauty tips' básicos en cualquier rutina de belleza que se precie. Además de prevenir las arrugas y la flacidez, la hidratación reduce la aparición de las odiosas manchas. Sin embargo, lo que no es tan conocido es que una buena crema hidratante también puede ser la mejor arma contra las toxinas, ya que ésta actúa como barrera y evita que los contaminantes se adhieran a la piel.

Lo más popular

Aplícate mascarillas de limpieza

Acostarte con maquillaje en el rostro es lo PEOR que puedes hacer si quieres tener una piel sana, ya que las células del cutis no se renuevan mientras duermes si los poros están tapados. Proponte vencer el cansancio y dedícale unos minutos a la limpieza de tu rostro con algún producto que no contenga jabón.

Aplicarte una mascarilla de limpieza con frecuencia, dos o tres veces en semana, también te aportará multitud de beneficios: hidratan la piel, eliminan toxinas y acaban con las impurezas. ¿Aún no las has probado?

Lleva una dieta saludable

Sí, a todas nos encantan las hamburguesas, las pizzas y los helados y mucho más en verano, cuando solemos relajarnos y olvidarnos de las dietas que seguimos durante el resto del año. Pero si quieres tener una piel joven y libre de impurezas mejor evitar caer en las tentaciones sabrosas y apostar por grasas más saludables. Opta por llevar una alimentación donde primen las verduras, como el tomate, los espárragos o las alcachofas y frutas, como las uvas (esenciales para depurar el organismo y fortalecer el corazón), las manzanas o los limones. Tampoco te olvides de lácteos como el yogur, que equilibran la flora intestinal y fomentan el crecimiento de bacterias beneficiosas en los intestinos.

Bebe mucha agua

El agua es el elemento 'detox' por antonomasia y es que hidratarse a lo largo del día es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo y para eliminar las sustancias que nuestro cuerpo no necesita. Si lo prefieres, también puedes incluirla en infusiones, zumos sin azúcar y caldos.

Haz deporte

Yoga, natación o una simple caminata. ¡No te quedes quieta! Sabemos que el deporte no solo ayuda a mantener la figura, a perder peso y a cuidar la salud, sino también a lucir una piel mucho más bonita, limpia y luminosa. Y es que el ejercicio físico hace que las toxinas se movilicen, expulsando la suciedad que se acumula en los poros y que es la responsable de la aparición de granos, espinillas y puntos negros. Al estimular la circulación sanguínea, la piel se vuelve más tersa y reluciente. ¡Ya no tienes excusa para calzarte unas deportivas y ponerte en marcha!

Respira profundo

Puede parecer una tontería, pero te aseguramos que es totalmente cierto. Respirar hondo ayuda a limpiar los pulmones y a eliminar las sustancias tóxicas que dañan el organismo, además de ayudar a controlar el estrés y aclarar la mente en momentos difíciles. Si no tienes tiempo para hacer deporte o tu larga jornada laboral te impide llevar una dieta saludable, no desesperes, apunta el siguiente consejo: por la mañana, nada más levantarte, tómate unos minutos para respirar profundamente entre 8 y 10 veces con los ojos cerrados. Pruébalo, liberarás tensiones, mejorará tu concentración y te sentirás mucho más limpia por dentro.

More from Elle: