Cómo rejuvenecer tu mirada este otoño

Que si la edad, la falta de sueño, el cansancio, el estrés… Todas nos hemos levantado alguna vez con más bolsas y ojeras que un oso panda. Pero, tranquila, ¡existe solución a tan 'antiestético' problema! Y los siguientes 'tips' te lo demuestran.

Lo más popular

Las ojeras y las bolsas son algunos de los complejos más frecuentes a nivel facial que tenemos las mujeres, ya que no solo nos aportan un aspecto triste y cansado sino que, además envejecen. Y es que, ¿quién de nosotras no ha querido hacerlas desaparecer de un plumazo después de haberse visto en el espejo? Sí, somos conscientes de que eliminarlas es complicado porque la edad y la genética juegan un papel fundamental pero sí que puedes seguir unos consejos para atenuar estos problemas estéticos y lucir una mirada limpia y rejuvenecida. ¡Toma nota!

Publicidad

Duerme entre 7 y 8 horas

Duerme, duerme y duerme. Este consejo parece obvio pero es necesario recordarlo: ser constantes con nuestras horas de sueño nos asegurará tener menos ojeras. Pero tiene que convertirse en un hábito para que obtengamos los resultados deseados. Dormir entre 7 y 8 horas no sólo hará que nos levantemos al día siguiente con mucha más energía, si no que disminuirá la congestión y la inflamación del contorno de los ojos, lo que se traduce en la desaparición de bolsas y ojeras.

Lo más popular

Pero, ¡atención! Aunque dormir las horas necesarias está muy bien no hay que olvidarse de que nuestro sueño debe ser lo más reparador posible. Para ello, lo mejor es descansar manteniendo la cabeza ligeramente más elevada -utiliza, al menos, dos almohadas- que el resto del cuerpo para prevenir la acumulación de líquidos en esa área.

Abónate a una buena alimentación

Y es que todas (sí, todas) somos lo que comemos. Muchas veces la aparición de estas marcas se debe a una mala alimentación, por lo que si quieres decirle adiós a las ojeras y a las bolsas, también tendrás que despedirte de los alimentos salados, como las frituras o los embutidos. Y, aunque de vez en cuando no viene mal darse un capricho en forma de dulce o de hamburguesa, lo más recomendable es que en tu dieta prioricen alimentos ricos en sodio como las hortalizas, verduras y frutas. ¡A cuidarse se ha dicho!

Lávate la cara con agua fría

Otro punto más a favor del agua fría para el cuidado de la piel. A los innumerables beneficios que ésta tiene y que ya conocemos, como eliminar impurezas y retrasar la aparición de las arrugas, se suma otra ventaja que acabará por convencerte de incorporar el agua fría a tus rutinas 'beauty'. Y es que si te lavas la cara con agua a muy baja temperatura nada más levantarte conseguirás una mayor oxigenación celular y una mejora en la circulación, necesarias para reducir (o eliminar) las bolsas y las ojeras.

Hidrata el contorno de tus ojos

La piel del contorno de los ojos es mucho más frágil que la del resto del cuerpo por lo que es mucho más propensa a la aparición de arrugas y de otros signos de envejecimiento o cansancio. Así que ya puedes incorporar a tus cuidados faciales una crema específica para esta zona de la cara como como Aquasource Total Eye Revitalizer de Biotherm, que es hidratante, revitalizante y te dará un aspecto mucho más rejuvenecido. Y, para un cuidado extra, también te aconsejamos que utilices un suero fisiológico para aumentar la protección contra la irritación ocular. Te aseguramos que, tras un par de aplicados, notarás tus ojos mucho más limpios.

No te olvides del maquillaje

Que levante la mano quien de nosotras no ha echado mano alguna vez de los mejores cosméticos de su neceser para disimular las 'dichosas' ojeras. Corrector, sombra de ojos, coloretes… todo es poco cuando se trata de lucir la mejor de las miradas. Y, vale, reconocemos que es el método más recurrente pero también es el más fácil y rápido, por lo que nunca está de más cuando tienes prisa al salir de casa. ¿Un truco? Aplícate un labial rojo. Sí, has leído bien. Con un pintalabios rojo, lograrás disimular las ojeras si lo aplicas con una esponja por toda la zona, lo difuminas con una brocha y pones un poquito de corrector con los dedos después. ¡El resultado será alucinante!

More from Elle: