Así afecta la contaminación a tu piel

Deshidratación, sequedad, irritación, producción excesiva de sebo… La contaminación puede provocar todos estos síntomas (y alguno más) en tu rostro, así que ponte manos a la obra y saca la city girl que llevas dentro con la ayuda de los siguientes tips.

Lo más popular

¿Notas que tu piel está reseca e irritada sin motivo aparente? ¿Te has mirado en el espejo y has visto tu cara surcada de pequeñas arrugas y líneas de expresión de un día para otro? Tranquila, no te estás volviendo loca. La causa de tus males no es otro que la contaminación. Y es que los gases tóxicos que se acumulan en la ciudad pueden ser muy negativos para tu piel, provocando la aparición de impurezas y de los primeros signos de envejecimiento. Pero que no cunda el pánico, aunque parezca difícil hacer frente a todo un arsenal de agentes externos, lo cierto es que en tus manos está la posibilidad de ayudar a tu piel a crear su propio escudo protector. ¡Toma nota!

Publicidad

Limpiar, limpiar y limpiar

Es uno de los pasos más importantes para tener una piel cuidada… y para evitar que los gases tóxicos hagan estragos en nuestro cutis, dando lugar a una piel deshidratada y sin vida. Y como no queremos que eso ocurra, nada más llegar a casa coge tu mejor tónico facial para retirar todas las sustancias negativas que se hayan acumulado a lo largo del día. Ah, y no te olvides de realizar este paso cada mañana y cada noche antes de ir a la cama, para que sea lo más efectivo posible.

Lo más popular

Un plus extra de hidratación

Es el santa santorum de cualquier rutina de belleza que se precie. La crema hidratante es EL producto que no puede faltar nunca en tu neceser, ya que es esencial para que tu piel luzca sana y nutrida. A las innumerables ventajas que ya conocemos sobre la hidratación de nuestro cutis, añadimos una más: una buena crema ejerce de barrera contra los gases tóxicos de las ciudades. Y es que la falta de oxígeno provoca en la piel carencias de vitaminas A, C y E y, por tanto, una falta de luminosidad. Lo mejor es que optes por una buena crema nutritiva antes de salir de casa, aunque después vayas a maquillarte, y por la noche te apliques un sérum o aceite facial para eliminar cualquier residuo que pueda quedar. Todo cuidado de la piel es poco cuando se trata de convertirte en una urban girl total.

Protégete del sol

Esté nublado o luzca un sol reluciente, sea agosto o estemos en pleno octubre, no debe existir ni una sola excusa para aplicarte un SFP (Factor de Protección Solar) cuando vayas a salir a la calle, aunque sólo sea para diez minutos. Vale que en otoño la radiación solar no es tan alta como en verano pero los rayos UV siguen penetrando en nuestra piel si no nos protegemos adecuadamente, especialmente en las horas centrales del día, pudiendo provocar la aparición de manchas o arrugas. Precisamente, la crema solar también previene que la contaminación de la ciudad invada las capas de la piel. ¡Todo en uno!

Cuida tu alimentación

Cuidar tu piel por fuera está muy bien pero no olvides que si quieres lucir siempre radiante no debes olvidar el interior. Y, aunque creas que no te servirá de mucho en este caso, lo cierto es que una buena alimentación es esencial para poner freno a los ataques de los agentes externos sobre la piel. Apuesta por una dieta rica en vitamina E, vitamina C y Omega 3, donde primen productos como los frutos secos, los aceites vegetales, el brócoli, las espinacas o las fresas. Te aseguramos que tu piel estará mucho más sana, por dentro y por fuera, en apenas unas semanas.

More from Elle: