Cómo combatir el acné a partir de los 30

¿Tienes treinta años y ves tu cara surcada de granos y espinillas, como cuando estabas en el instituto? Tranquila, estos 'tips' te demuestran que combatir el acné no es una misión imposible, tengas la edad que tengas.

Lo más popular

Te levantas por la mañana, te miras al espejo y… ¡sorpresa! El acné ha vuelto a hacer de las suyas y en tu rostro han aparecido varios granitos y alguna que otra espinilla. "Cómo es posible, si ya he cumplido los 30!", te preguntarás. Y es que normalmente solemos relacionar el acné con la etapa de la adolescencia, que es cuando este problema estético es más habitual. Sin embargo, al contrario de lo que puedas pensar, no importa que tengas 20, 30 o 40 años: los granos pueden aparecer a cualquier edad. ¿Qué debes hacer? ¿Cómo puedes eliminarlos? Pon en práctica los siguientes consejos y prepárate para lucir un cutis libre de impurezas.

Publicidad

Usa poco maquillaje

Sí, sí, has leído bien. Cuando nos salen granitos en la cara no tardamos ni dos segundos en correr desesperadas a por nuestra mejor base de maquillaje para taparlos lo máximo posible. Y, lo reconocemos, es un truco estupendo para disimularlos cuando hacen estragos en nuestro rostro. Pero si lo que queremos es evitar que aparezcan lo mejor es no abusar de nuestro maquillaje, puesto que puede obstruir los poros de la piel, impidiendo que ésta respire y traduciéndose en la aparición de más granitos. Opta siempre por cosméticos que tengan propiedades hidratantes y que vengan formulados para curar el acné.

Lo más popular

Manos fuera de la cara

Por muy tentador que sea, esto es un NO rotundo. Queda totalmente prohibido tocarse los granos o espinillas con las manos a no ser que en pocos días quieras ver tu cara llena de cicatrices de lo más antiestéticas. Si intentas quitarte los granos con las manos no solo irritarás tu piel sino que también puedes transmitir algunas bacterias y generar infecciones. ¡No lo olvides!

Haz ejercicio

No hay pereza que valga cuando se trata de poner tu cuerpo a tono pero si además te decimos que hacer deporte es sumamente beneficioso para eliminar esos granitos tan molestos, ya no tendrás ningún tipo de excusa para calzarte tus nuevas zapatillas y salir a correr. Y es que al hacer ejercicio sudamos, y la transpiración elimina las impurezas y las grasas de nuestro rostro. Pero cuidado, eso tampoco significa que comiences a hacer cualquier cosa para sudar lo máximo posible porque podría causarte infección. Recuerda: en el término medio siempre está la virtud.

Publicidad

Relájate

Está más que comprobado que el estrés y la ansiedad influyen en el envejecimiento de la piel y en la aparición de impurezas. A priori, parece casi una misión imposible cambiar tu rutina diaria donde las preocupaciones del trabajo y los asuntos familiares ocupan un lugar muy destacado en tu vida. No obstante, por muy ocupada que estés, intenta sacar 5 minutos de tu tiempo para relajarte y evadirte de los problemas. Opta por un baño de agua caliente o por ejercicios de meditación. ¡Tú y tu piel lo agradeceréis!

El estrés produce un desequilibrio hormonal que afecta directamente a la piel

Vigila lo que comes

Eres lo que comes. Sí, seguro que esta frase te la han repetido cientos de veces a lo largo de tu vida pero si te lo dicen es por algo, te lo aseguramos. Comer de forma sana y equilibrada no solo te permitirá gozar de mejor salud sino que también ayudará a tu piel a lucir mucho más suave, tersa… ¡y sin granitos! Así que ya sabes, haz que la comida basura pase a mejor vida e incorpora a tu dieta verduras, frutas y alimentos ricos en omega 3, como los frutos secos o el salmón.

Mantén tu cara limpia e hidratada

Lo mencionamos en último lugar pero, probablemente, sea uno de los consejos más importantes. Mantener tu rostro limpio ya es vital de por sí pero si tienes acné lo es aún más. Limpiar tu cara todos los días ayuda a eliminar las impurezas, las células muertas y el exceso de grasa de la superficie de la piel. No te olvides de tu crema hidratante, que reducirá al máximo la descamación y la sequedad de la dermis. ¿Lista para lucir una piel de cine?

More from Elle: