3 razones por las que debes incluir el sérum en tu rutina de belleza

Se aplica antes de la crema hidratante, se absorbe con mucha más rapidez y podrás utilizarlo para distintas partes del cuerpo. Te contamos por qué el sérum será el nuevo 'must' de tu neceser. ¡Toma nota!

Lo más popular

Leche limpiadora, agua micelar, tónico facial, crema hidratante, protector solar, mascarillas… seguro que crees que con todos estos productos de belleza no es necesario nada más para el cuidado de tu piel. Sin embargo, sentimos decirte que estás muy equivocada. Aunque es cierto que todo lo anterior es indispensable para conseguir una piel sana, fuerte y con brillo, existe otro producto mucho más eficaz que combate la flacidez y la pérdida de elasticidad del rostro, el cuello y el escote de forma casi inmediata: el sérum. Y, sí, lo conocemos de sobra pero todavía hay muchas que no lo han incluido como parte de su ritual 'beauty'. Si este es tu caso, te damos tres razones que acabarán por convencerte de que el sérum debe ser el nuevo rey de tu neceser.

Publicidad

Es más eficaz que una crema hidratante

Si te preguntan si existe algo mejor para el cuidado de la piel que una crema hidratante, probablemente dirías que no. Y está claro que la crema es uno de los productos indispensables de nuestra rutina 'beauty' porque nutre y protege la piel de cualquier agente externo que se precie. Sin embargo, el sérum también tiene mucho que decir en esto del cuidado de la piel. Con una altísima concentración de ingredientes activos, más que ningún otro cosmético, y una textura muy ligera, el sérum repara profundamente la piel sin dejar ningún tipo de residuo. Además, al tener un acabado no graso, son ideales para todo tipo de pieles, incluyendo las grasas y mixtas, cosa que no ocurre con la crema hidratante, donde tendrás que elegir cuál es la más apropiada.

El sérum es el cosmético con mayor cantidad de principios activos, por encima de la crema hidratante

Lo más popular

Por supuesto, no se trata de sustituir un producto por otro. Todos son necesarios para conseguir un cuidado completo de la piel. La clave está en seguir todos los pasos de la rutina de belleza e incluir el sérum justo antes de aplicarte la crema hidratante ya que, de esta forma, conseguirás un extra de protección y nutrición.

Potencia los beneficios de otros productos

Este es uno de sus principales objetivos y, gracias a su alta cantidad de principios activos, lo consigue. ¡Y de qué manera! Si te aplicas el sérum justo antes usar la crema hidratante, el protector solar o el maquillaje, ayudaremos a que éstos se extiendan más fácilmente, penetren mejor en las distintas capas de la piel y sean, por tanto, más eficaces. Eso sí, no porque apliques más cantidad de sérum conseguirás mejores resultados. Con tres o cuatro gotas un par de veces al día, una al levantarte y otra justo antes de dormir, será suficiente si no quieres conseguir el efecto contrario.

La crema hidratante y el maquillaje serán mucho más efectivos gracias al sérum

Su efecto es inmediato

Si la excusa para cuidar tu piel siempre ha sido la escasez de tiempo, no te preocupes. Con el sérum sólo tendrás que añadir unos segundos más a tu rutina de belleza. Sí, has leído bien, ¡solo unos segundos! Una vez que lo apliques sobre la piel se absorbe tan rápidamente que no requiere ni siquiera de un masaje para que tenga efecto. Precisamente, debido a esa facilidad para penetrar en la piel, olvídate de esperar semanas para ver sus resultados ya que éstos son casi inmediatos. Además, como solo necesitarás aplicar una pequeña cantidad, el envase te durará muchísimo tiempo. ¿No es una maravilla?

More from Elle: