El maquillaje perfecto para cada ocasión

Si no llevas la misma ropa para ir al trabajo que para ir correr, ¿por qué te empeñas en lucir siempre el mismo estilo de 'make up'?

Lo más popular

Que si el pintalabios, el eyeliner, la sombra de ojos, el colorete… que levante la mano a quién de nosotras no le gusta estar perfecta en su día a día, ya sea para ir a la oficina, a comer con las amigas, salir de fiesta o, incluso, ir al 'gym'. Siempre intentamos llevar nuestros mejores modelitos y, por supuesto, lucir nuestra mejor cara sea cual sea el evento. Y para qué vamos a engañarnos, el maquillaje nos ayuda a conseguirlo. Pero he aquí la eterna duda de muchas. ¿Cómo me pinto para ir a trabajar? ¿Y para ir a una comida o tomar una copa? Por miedo de ir excesivamente recargada y acabar pareciendo un monigote, al final siempre acabas tirando de lo mismo. Pero, tranquila, a continuación te damos unas ideas para que arrases con tu maquillaje allá donde vayas. ¡Atenta!

Publicidad

Para ir a trabajar

El mismo problema todos los días. Quieres ir guapa y elegante al trabajo pero tampoco quieres exagerar con la sombra de ojos o con el pintalabios por miedo a que tus compis de la oficina te miren raro. ¿Qué debes hacer en este caso? Muy sencillo. Apuesta siempre por potenciar la zona de los labios o el área de los ojos. Pero haz hincapié en sólo una de ellas. Por ejemplo, si decides arriesgarte con un poco de color en los ojos, aplica en los labios un simple brillo o gloss. Por el contrario, si decides dar protagonismo a tu sonrisa, pon el toque 'nude' en los ojos. De esta forma, irás elegante pero sin llamar excesivamente la atención.

Lo más popular

Para un 'brunch'

La comida que combina desayuno y almuerzo es uno de los planes más 'cool' de los últimos años. Perfecto para todas aquellas que desean tomarse un respiro los sábados después de una semana de intenso trabajo y que, al mismo tiempo, no quieren trasnochar hasta altas horas de la madrugada. Aunque pueda parecer complicado, el maquillaje adecuado para este tipo de eventos es muy parecido al que llevarías a tu oficina pero, eso sí, algo más sofisticado. Alíate con los tonos rosa, pastel o melocotón para las mejillas y realza la mirada con una máscara de pestañas marrón. Para los labios, con un gloss será más que suficiente. ¡Arreglada y natural a partes iguales!

Para un evento de día alíate con los tonos pastel. ¡Arrasarás!

Para ir de fiesta

Ahora sí. Es el momento ideal para ser original y arriesgarse con el maquillaje. Decantarse por los tonos metálicos es siempre una apuesta segura, ya que es una gama de color que nunca pasa de moda para los eventos de noche, ya sea para ir a una discoteca, a un festival de música o para una cena informal. Potencia tu mirada con extra de rímel y un 'make up' ahumado, todo un clásico con el que conseguirás acaparar todas las miradas. ¿Y para los labios? Opta por un rosa fucsia o un rojo pasión y pon un poco de gloss justo en el centro para conseguir más volumen. Pero, cuidado, no te olvides de aplicar una buena prebase para que tu maquillaje quede totalmente fijado. ¿Preparada para ser la reina de la noche?

Una fiesta es la ocasión perfecta para que tu maquillaje destaque. No tengas miedo de ser creativa y original.

Para ir al gimnasio

¿Quién dice que pasar largas jornadas en el 'gym', levantando pesas o haciendo abdominales, es sinónimo de lucir descuidadas? Nosotras damos fe de que se puede hacer ejercicio sin perder ni un ápice de glamour. Eso sí, ni te pongas tres kilos de base de maquillaje ni tampoco te pintes los labios como si fueras a ir a una discoteca con tus amigas. Mucho mejor un 'make up' suave y apenas perceptible, donde prime una base ligera que iguale el tono de tu rostro, un poco de rímel en las pestañas y un plus de vaselina o gloss en los labios. Además, mejor que optes por productos que sean fluidos, resistentes al agua y libres de alcohol para evitar que dañen tu piel mientras sudas. Y, por supuesto, ¡no te olvides de desmaquillarte cuando llegues a casa!

More from Elle: