Dale vida a tu rostro

Todas sabemos que la cara es el espejo del alma. Y si notas que la piel de tu rostro está cada vez más apagada, es que algo falla. Por suerte, en tus manos está revertir la situación.

Lo más popular

La contaminación, el estrés, la mala alimentación y la falta de descanso se traducen casi siempre en un rostro repleto de impurezas, como los poros abiertos, y en una piel triste, apagada y de color opaco. Si has notado que tu piel no tiene el resplandor de hace unos meses y que, por mucho que te maquilles, tu cutis sigue presentando un aspecto cansado y sin vida, es hora de que cambies el 'chip' y comiences a dedicarte tiempo a ti misma. Aún no es tarde para recuperar esa tez joven y sana que tanto ansías. ¿Quieres saber cómo? ¡Toma nota!

Publicidad

Limpia e hidrata tu cutis

Si queremos devolverle a nuestra piel el brillo y la luminosidad de antaño, este es el primer paso que debemos seguir. Coge tu leche limpiadora, tu tónico facial y tu mejor crema hidratante y aplícatelos dos veces al día, una por la mañana y otra justo antes de dormir. De esta forma, prepararás tu piel para hacer frente a los efectos de los agentes externos y repararás las células dañadas cuando te vayas a la cama. Eso sí, deberás ser constante con tu rutina 'beauty', de nada sirve llevarla a cabo dos días a la semana. ¡No lo olvides!

Lo más popular

Exfolia una vez a la semana

A veces nos creemos que con una buena hidratación y limpieza facial es suficiente, pero nada más lejos de la realidad. Exfoliar el rostro una vez a la semana también es importante ( y mucho). Y es que la exfoliación estimula la oxigenación de la piel y ayuda a renovar las células muertas, permitiendo que nuestro cutis absorba los nutrientes con mucha más rapidez y haciendo que nuestros productos sean mucho más efectivos.

¿Quieres una piel tersa, luminosa y suave? La exfoliación será uno de tus 'must'

El agua, tu mejor aliada

Una piel triste y opaca es sinónimo de deshidratación, así de claro. El agua no solo es clave para un correcto funcionamiento del organismo sino que también es esencial para eliminar toxinas, reducir las hinchazones, disminuir el riesgo de tener celulitis y varices y para adelgazar. Además, por si todo esto no fuera suficiente, mejora (¡y de qué manera!) la luminosidad de la piel, haciéndola mucho mas suave. ¡Ya no hay excusa para llevar una botellita de agua a todas partes!

Beber agua es esencial para dar a tu rostro brillo y luminosidad

Cuida tu alimentación

Haz un poco de autocrítica. ¿Cuántas veces a la semana comes pizzas, hamburguesas y otras grasas saturadas? ¿Y azúcar o comidas industriales? Si la respuesta es una o más, es hora de que te plantees cambiar de rutina alimenticia. Seguro que habrás escuchado en alguna ocasión que eres lo que comes, por lo que llevar a cabo una dieta sana y equilibrada se torna indispensable para lucir una tez joven y con brillo. Despídete de todos los alimentos que contengan toxinas y alíate con las frutas, las verduras y la carne blanca. Por supuesto, esto no quiere decir que de vez en cuando no te des un capricho y más ahora que se acercan las Navidades. Eso sí, todo con moderación.

Duerme las horas necesarias

No existe un sistema de belleza más barato y más eficiente, eso está claro. Dormir entre 7 y 8 horas al día es esencial para eliminar cualquier signo de cansancio de la cara, como las bolsas o las ojeras, y para devolver al rostro esa luminosidad perdida. Sin embargo, de nada sirve dormir muchas horas si no se descansa lo suficiente. Fuera móviles, tablets, ordenadores y preocupaciones cada vez que te vayas a la cama, solo así conseguirás un sueño reparador. Te aseguramos que al día siguiente ¡tu cara brillará con luz propia!

Descansar lo suficiente será tu mejor secreto de belleza

Ejercita tu cuerpo

Vale, reconocemos que en invierno da mucha pereza hacer ejercicio, para qué vamos a engañarnos. Pero, tranquila, tampoco hace falta que te machaques en el gym ni que salgas a correr 10 kilómetros como si fueras una atleta profesional. Con andar 20 minutos al día o hacer ejercicios aeróbicos en casa es más que suficiente para tonificar tu cuerpo y mantener a raya la celulitis y cualquier signo de flacidez. Además, también puedes hacer ejercicios faciales para evitar las arrugas prematuras y aumentar la elasticidad de la piel.

More from Elle: