Cómo sacar a la Bridget Jones que llevas dentro en San Valentín

La mejor manera de celebrar el "día del amor" es irte de fiesta con tus amigas.

Lo más popular

Aunque casi todas asociamos el 14 de febrero al romanticismo, no en todos los países del mundo se ve de la misma manera. En Finlandia, por ejemplo, este día se conoce como Ystävänpäivä o "Día del amigo". Este año, sigue el ejemplo de los finlandeses y organiza una fiesta en casa con tus mejores amigas como haría Bridget Jones.

Publicidad

PASO 1: Prepara una cena deliciosa

Lo más popular

Si, como Bridget, sueñas con ser una gran cocinera, pero todavía no le has cogido el truco a lo de cocinar, pide a tus amigas que te ayuden a hacer la cena. Será divertido cocinar juntas y cuando acabéis de cenar os podréis premiar con un helado. San Valentín es un día de fiesta y es la excusa perfecta para pasarlo bien. Si seguís la regla del 80/20, haced que el 14 de febrero sea vuestro día trampa; podréis comer todo el chocolate y el queso que queráis, sin remordimientos.

PASO 2: Transforma tu baño en un spa

¿A quién no le gusta sentirse mimada? Dedicad una hora a tu ritual de belleza: exfoliaros la cara, aplicaos una mascarilla facial y haceos las uñas. Saca la cámara, seguro que querréis haceros unas fotos divertidas con la mascarilla puesta.

PASO 3: Escribid en un diario

Hay quien dice que llevar un diario es cosa de adolescentes, pero también se puede hacer de mayor. Escribir un diario ayuda a liberar y ordenar tus emociones, a practicar la gratitud, a establecer objetivos y a guardar tus mejores recuerdos. Antes de la fiesta, compra una libreta pequeña y un lápiz divertido para cada una de tus amigas. Al final de la noche reparte las libretas y pídele a tus amigas que escriban lo que más les haya gustado de la fiesta: una broma, un cumplido, la cena que habéis preparado... Cuando pase un año, podéis reuniros de nuevo y compartir lo que cada una escribió el año anterior.

Pasar una noche divertida en casa con tus amigas ayuda a que te sientas más unida a ellas, más querida, más mimada y a que te sientas bien contigo misma. ¿Qué más se le puede pedir al Día de San Valentín?

More from Elle: