¿Puntos negros? Puede que estés haciendo algo mal

Al igual que las espinillas, los puntos negros son un dolor de cabeza. A veces nos desesperamos por deshacernos de ellos y cometemos errores perjudiciales para la piel. Aprende a eliminarlos de una forma segura y eficaz con estas pautas.

Lo más popular

Los puntos negros, o "granos abiertos", no son otra cosa que poros obstruidos por no exfoliar la piel de forma regular. Consiguen ese color negro tan característico como antiestético por la oxidación del sebo, y se pueden formar tanto en el rostro como en el cuerpo. Muchas mujeres tienen puntos negros, pero muy pocas saben cómo deshacerse de ellos correctamente. Por eso te damos 3 consejos de lo que debes y no hacer para extraer puntos negros.

Publicidad

NO: Exfoliar tu rostro con demasiada fuerza

SÍ: Usar una limpiadora purificante con movimientos suaves

Sabemos que estás deseando quitarte de golpe todos los puntos negros, pero exfoliarte con intensidad no funcionará, y lo único que vas a conseguir es irritar tu piel. El objetivo es abordarlos suavemente para llegar a su raíz y evitar la aparición de otros: limpia tu rostro dos veces al día con un limpiador purificante que regule la producción de grasa, como el limpiador Purefect Skin gel limpiador, y por supuesto no puedes olvidarte la exfoliación una vez a la semana. Eso sí, para quitarte las células muertas de tu piel tienes que usar tu exfoliante con movimientos suaves.

NO: Apretar los puntos negros con los dedos

SÍ: Usar una máscara facial purificante

Si quieres emprender una guerra contra los puntos negros usando tus dedos, que sea para aplicarte una máscara facial de arcilla. Pero si estás muy ocupada, la máscara que te ayudará a ganarle todas las batallas a los puntos negros – en tan solo 3 minutos – es Skin Best Wonder Mud. Expulsa las impurezas de los poros y te deja con una piel lisa, purificada y mate.

NO: Saltarte la crema hidratante

SÍ: Usar un gel matificante dos veces al día

Aunque tu piel sea grasa, también necesita hidratación. Si no utilizas crema hidratante, harás que las glándulas sebáceas produzcan aún más grasa, que puede provocar la aparición de más puntos negros y espinillas. Usa un gel matificante que se adapte a tu tipo de piel, para mantener tu piel hidratada y tener bajo control la producción de grasa.

Sigue estos consejos y conseguirás darle esquinazo definitivamente a los molestos puntos negros.

More from Elle: