Si te gusta bailar, no tendrás que ir al gimnasio

Cuando escuchas música, ¿te posee el espíritu de Shakira o Beyoncé? Quizás debas dejar el gimnasio y apuntarte a clases de baile. Además de dar rienda suelta a tu pasión, son muchos los beneficios que tiene esta disciplina para tu cuerpo y tu piel. Toma nota.

Lo más popular

¿Eres de las que escuchas una canción y tu cuerpo se mueve por inercia? ¿Y cuando sales de fiesta lo das todo en la pista, al más puro estilo 'Fiebre del sábado noche'? Entonces lo tuyo es, sin duda, el baile. Tienes el ritmo en las venas y no lo puedes negar. ¿Por qué no aprovechas ese don, dejas a un lado las clases de spinning y las máquinas del gimnasio, y pruebas una clase de dance fitness? Es una forma muy amena de estar en forma y liberar todo el estrés acumulado a lo largo del día.

Publicidad

Puedes apuntarte al que más te guste, pero te traemos tres estilos muy recurridos que pueden ayudar a iniciarte de la mejor manera en el mundo de la danza y coger la técnica que necesitas. Son muy diferentes entre sí, pero tienen algo en común: los múltiples beneficios para tu cuerpo y tu piel. ¿Te aminas a probar?

Zumba: para mover las caderas

via GIPHY

¿Es escuchar el Waka Waka de Shakira y te pones a bailar? Entonces necesitar ir a zumba. Se ha convertido en el estilo más popular de las clases de fitness (más de 15 millones de personas en todo el mundo lo practican). Vale que lleva varios años instaurado en los gimnasios de toda España, pero aún hay gente reticente a probarlo. Este baile mezcla ritmos latinos que te ayudan a tonificar el cuerpo y mejorar la resistencia cardiaca. Y lo mejor es que tiene tanta variedad de ritmos y movimientos que no tienes tiempo de aburrirte.

No solo mejora tu figura, sino que también mejora tu piel. Al ser una clase de alta intensidad acabas sudando mucho, por lo que tus poros se abren y se liberan las toxinas de tu cuerpo. Sin embargo, no debes olvidarte de utilizar un tónico facial después de cada sesión para eliminar los restos de impurezas que pueden haberse quedado en la piel, y así cerrar los poros de nuevo.

Hip-hop: para perfeccionar tus movimientos

Publicidad

via GIPHY

Si te pones las actuaciones de Beyoncé en bucle en Youtube y te sabes de memoria la coreografía del 'Single Ladies', ¿por qué no te apuntas a unas clases de hip-hop? Entre la música moderna y los pasos sincronizados con tus compañeras, parecerá que estés en un videoclip de Queen B, por no mencionar que quemarás muchísimas calorías.

Y como con zumba, estas clases van a hacer que sudes la gota gorda. Pero que no te importe, porque activas la microcirculación en tu piel, dejándola más luminosa y suave. ¿Ves? ¡Son todo ventajas!

Ballet en barra: para fortalecer cuerpo y alma

via GIPHY

No sabemos a quién se le ocurriría, pero combinar danza clásica con fitness ha sido una ida brillante. Ya lo mostró hace unos años Taylor Swift en el vídeo de su tema 'Shake it off'. Esta variante del ballet clásico, se caracteriza por ser un entrenamiento de bajo impacto en el que se realizan diferentes posturas de ballet. Ideal para mejorar tu equilibrio, corregir tu postura corporal, aumentar la flexibilidad y fortalecer los músculos.

Pero no solo eso, como estas clases se centran en los estiramientos – y a veces incluyen varios minutos de relajación al final – te ayudará a calmarte y liberar todo el estrés. Y ya sabes, cuanto menos estrés menos imperfecciones saldrán en tu piel.

Eso sí, para que el baile tenga el efecto deseado en tu cuerpo, debes hidratarte de la mejor manera antes y después de cada clase. Además de beber agua, utiliza productos que hidraten, limpien y reafirmen tu piel, como los que incluye la línea Skin Fitness de Biotherm. De esta forma los resultados del ejercicio se prolongarán en tu cuerpo más tiempo.

More from Elle: