Estos son los mejores ejercicios para reducir la celulitis

No existe tratamiento de belleza más útil para eliminar la piel de naranja que el fitness. Y esta rutina de entrenamiento te lo demuestra.

Lo más popular

Según la revista Scientific American, el 90% de las mujeres tiene (o ha tenido) celulitis. Y no está relacionado con el peso. La acumulación de grasa en ciertas zonas de nuestro cuerpo tiene que ver, en gran parte, con la alimentación y el estilo de vida (cada vez más sedentario). Adquirir unos hábitos más saludables y practicar ejercicios específicos pueden reducir la flacidez de nuestra piel, pero sin obsesionarse. Te proponemos una rutina sencilla, barata y saludable.

Publicidad

No todo es cuestión de grasa

Antes de ponerte a hacer deporte, debes saber que la celulitis no va a desaparecer solo por recudir la grasa de tu cuerpo. En el proceso también participa el tejido fibroso que se encuentra entre el músculo y la piel.

Por eso los expertos coinciden en que la mejor manera de acabar con la celulitis es combinar el ejercicio aeróbico con el trabajo de pesas, para fortalecer la fibra del tejido que se encuentra bajo la piel, recuperar la elasticidad y disminuir las posibilidades de que aparezca (de nuevo) la celulitis.

Y aunque los milagros no existen, puedes acelerar este proceso con productos que ayuden a tensar la piel, como el Celluli Eraser, que gracias a la cafeína presente en su composición favorece la eliminación de la grasa.

Las sentadillas, tus mejores aliadas

Es el mejor ejercicio para quemar grasas y tonificar los músculos. Y por una sencilla razón: varios grupos musculares del cuerpo se ven implicados en el movimiento, fundamental para perder el máximo peso posible. Entre ellos, los que más se tonifican son algunos de los principales músculos de las piernas (cuádriceps, aductores, glúteos y pantorrillas).

Olvida los ejercicios que se realizan con una sola pierna por separado, ya que no sirven para que tu cuerpo pueda quemar las grasas necesarias, ni para que tus músculos se tonifiquen con la misma efectividad.

Para obtener los resultados deseados, hay que variar la forma en la que se hacen las sentadillas. Te mostramos tres ejercicios para conseguir las piernas que deseas.

Back squats

Son las sentadillas que más disciplina y técnica necesitan para no lesionarte la zona lumbar. Aunque también es de las más populares en los gimnasios. La clave está en sostener peso en la espalda mientras haces las sentadillas.

Love this workout! Video by @julieannafleming

A post shared by Squats (@squats) on

Publicidad

Goblet squat

Para hacer este ejercicio necesitas una kettlebell (pesa rusa) o una mancuerna que aguantarás con los brazos pegados a la altura del pecho. Al hacer la sentadilla, los codos deben juntarse con la cara interna de los muslos.

Plie squat

Es una variante del goblet squat. Hay muchas maneras de hacerlo, pero la tradicional consiste en sujetar la mancuerna con los brazos totalmente extendidos entre las piernas. Éstas deben abrirse más allá del ancho de los hombros (como en el famoso paso de ballet).

A pesar de que estas sentadillas necesiten material deportivo, puedes hacerlas también en casa. Y si, además, sales a pasear durante 30 minutos al día, reducirás considerablemente la piel de naranja de tus piernas.

More from Elle: