3 ejercicios para estar en forma en el trabajo

Además de rendir más en tu horario laboral, podrás conseguir unos brazos firmes, un vientre plano y unas piernas tonificadas, sin pasar por el gym.

Lo más popular

Entre los estudios, las largas jornadas laborales, las tareas de la casa, la vida en pareja y las salidas con los amigos o con la familia terminamos el día agotadas y lo que menos nos apetece es pasar por el gym para poner nuestro cuerpo a tono. Sin embargo, el ejercicio físico es fundamental, no solo para lucir una figura estilizada, sino también porque es altamente beneficioso para nuestra salud. ¿Es posible, entonces, incorporar el deporte a nuestra rutina diaria sin morir en el intento? ¡Sí! Y lo mejor de todo es que no necesitarás moverte de la silla de tu oficina. ¡Toma nota!

Publicidad

Fortalece abdominales

Está claro que tus abdominales nunca estarán totalmente tonificados si no haces ejercicio de forma regular o llevas un ritmo de vida activo y saludable. Pero lo cierto es que seguir ciertos hábitos mientras estás sentada delante del ordenador puede ayudarte a mejorar considerablemente tu zona abdominal. Y, sí, es más fácil de lo que parece. Tan solo necesitas respirar profundamente y, al exhalar, contraer el estómago lo máximo posible para fortalecer los abdominales. Notarás los beneficios en un par de meses.

Lo más popular

Mejora tus bíceps

La flacidez en la cara interna de los brazos, conocida como 'piel colgante', es una de las principales batallas 'anti beauty' a la que se enfrentan muchas mujeres. Y es que esta preocupación estética se convierte en un auténtico quebradero de cabeza a la hora de lucir prendas con tirantes o vestidos palabra de honor. Y es aquí donde la alimentación y, por supuesto, el deporte juegan un papel fundamental para evitar la pérdida de firmeza y el tono muscular de nuestros brazos.

¿Existe un ejercicio fácil y eficaz sin necesidad de echar mano de mancuernas o pesas en el gym? Sí, y muy sencillo, apunta: Durante tus horas en la oficina, coloca una mano sobre la otra y júntalas bien. Ten en cuenta que un pulgar debe estar apuntando hacia arriba y el otro hacia abajo. A continuación, intenta apartar las manos una de otra sin soltarlas, hasta que sientas cierta resistencia en los bíceps. Mantén este movimiento durante 10 segundos y repítelo un total de 5 veces. ¿Lista para lucir unos brazos sin una pizca de flacidez?

Pon a punto tus piernas

La vida sedentaria es sinónimo de celulitis y de flacidez. Y es que si pasas horas y horas sentada, las piernas se cansan, se debilitan, pierden tono muscular y producen una sensación de dolor que puede llegar a resultar muy molesta. Si no tienes tiempo para ir al gym o para salir a correr, no te preocupes. Sentada en tu silla de trabajo, levanta ambos pies del suelo y aprieta tus abdominales fuertemente. Luego baja lentamente tu pierna derecha procurando que tu pie no toque el suelo. A continuación, repite el movimiento del lado contrario un total de 15 veces. ¡Combatir la piel de naranja nunca había sido tan fácil (y tan cómodo)!

More from Elle: