Día 6: Cómo beneficia el ejercicio físico a las pieles sensibles

Entrenar es ideal para este tipo de pieles… ¡si se hace bien!

Ahora que sabes que la meditación y una dieta correcta pueden tener un impacto positivo en las pieles sensibles, el siguiente paso es entender el papel que juega el ejercicio físico a la hora de reducir los síntomas de este tipo de pieles.

El ejercicio mejora la circulación

La Dra. Lebar explica que el ejercicio es muy beneficioso para las pieles sensibles, porque "el movimiento mejora la circulación sanguínea (que en las mujeres suele ralentizarse). Ayuda a que el oxígeno sea transportado por los glóbulos rojos y a que los nutrientes que contiene la sangre se distribuyan por el cuerpo. De esta manera, la piel puede hacer uso de ellos de una manera más eficaz. Cuanto mejor sea la circulación, más sana (y más fuerte) estará tu piel.

Publicidad

¿Cuál es el deporte más adecuado para tu piel?

Para aprovechar al máximo los beneficios del entrenamiento, es importante elegir una actividad adecuada a tus características físicas. Si no lo haces así, lo único que conseguirás será empeorar las cosas: "Si la actividad física es demasiado intensa, la circulación sanguínea se ralentiza. Esto no sólo se refleja en la parte inferior de tu cuerpo, sino también en tu rostro. Cuando la respiración se entrecorta, a las células les llega menos oxígeno, lo que se puede traducir en fragilidad capilar, algo que ya afecta de por sí a las personas con piel sensible".

Lo más popular

Lenta, pero constante

Además de elegir la actividad deportiva adecuada, también es muy importante empezar despacio. Esto te ayudará a determinar cuáles son tus límites y evitará que hagas sobreesfuerzos. Se recomienda caminar de 20 a 30 minutos al día a paso ligero o practicar una actividad suave como el yoga. Una vez que adquieras resistencia, puedes aumentar la intensidad y el tiempo que pasas en el gimnasio. Si ya haces ejercicio de forma regular, te recomendamos que comiences a controlar la respiración, para que las células obtengan el oxígeno necesario para fortalecer tu piel.

Mañana trataremos otro aspecto positivo que el ejercicio tiene sobre las pieles sensibles... ¡Estad atentas!

More from Elle: