¿Quieres un culo 10? Te contamos cómo conseguirlo

¿Eres de culo plano o más bien se parece al de Kim Kardashian? Sea como sea, estas ideas te ayudarán a tener el que tanto deseas.

Lo más popular

¿Te has dado cuenta que estamos viendo muchos glúteos en Instagram últimamente? Entre las #fitgirls que quieren enseñar su duro trabajo y las famosas como Kim Kardashian, que les encanta alardear de sus (grandes) atributos, estamos expuestas a nalgas de todo tipo y tamaño. Y dándole vueltas, nos preguntamos por qué el trasero de cada una parece tan diferente del de las demás. La respuesta se debe a dos factores: la genética y el estilo de vida.

Publicidad

La gente con nalgas más grandes tiene menos complicaciones de salud

El tamaño y la forma de tu culo depende de tu ADN. Existen cinco formas principales de culo: en forma de V, en forma de A, cuadrado, redondo, y forma de corazón inverso. Y cada persona tiene una de estas.

Para aquellas que nacieron con un trasero grande, tenemos buenas noticias: podrías vivir más que otra con uno pequeño. Un estudio en 2010 muestra que la gente que retiene más grasa en sus nalgas es menos propensa a desarrollar una enfermedad cardíaca o tener el colesterol alto. Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que por muy grande que sea tu culo, tu salud en general también depende de lo sano que sea tu estilo de vida.

Dato interesante: Para todas esas mujeres que tienen un culo pequeño y siempre han soñado con tenerlo más grande, parece ser que subconscientemente a los hombres les atrae más el ángulo de tu espina dorsal que el tamaño de tu trasero (45 grados es el número mágico).

Entrenar demasiado o muy poco cambia la apariencia de tus glúteos

Por ahora, probablemente ya sepas lo beneficiosas que son las sentadillas para fortalecer tu trasero. Sin embargo, de lo que quizás no te hayas dado cuenta es que si ejercitas muy a menudo (a un nivel intenso, cada día) puedes acabar con el efecto contrario. El tejido activo metabólicamente se encuentra en los músculos de tu culo. Cuando entrenas mucho, tu cuerpo tiene que rellenar las reservas de energía, así que puede cogerlas del tejido de tus glúteos. Cuando esto pasa, tu trasero empieza a parecer plano (probablemente lo que no estabas buscando cuando empezaste a hacer ejercicio).

Por otro lado, si entrenas poco y estás sentada todo el día, tu trasero se hace más ancho, y parece una tortita, al igual que si hicieras sobreentrenamiento.

En resumen: si quieres conseguir tu mejor culo, es importante llevar una vida equilibrada, en la que comas sano y entrenes varias veces a la semana. Y si lo que quieres quieres es eliminar la celulitis, ¡hay muchas maneras de acabar con ella!

More from Elle: