4 plantas que te darán un aspecto más joven

La fitoterapia (o el uso de plantas medicinales) se erige como uno de los tratamientos naturales más efectivos para cuidar la piel. Porque, a veces, todo lo que necesitamos está en la naturaleza.

Lo más popular

Ahora que nos estábamos acostumbrando al movimiento 'clean beauty', llega desde la otra parte del Atlántico la fitoterapia. Vale, reconocemos que no es nada nuevo, ya que el uso de plantas medicinales con finalidad terapéutica (que en eso consiste esta terapia) nació a principios del siglo XX. Pero es en la actualidad cuando se ha dado un auge considerable de personas que siguen esta ciencia para tratar sus problemas de salud, y sobre todo, para cuidar la piel.

Publicidad

No estamos diciendo que haya que tirar todos nuestros cosméticos para pasarnos irremediablemente a la fitoterapia, pero puede que muchos de los problemas que no conseguimos resolver de la forma clásica, tengan su remedio en la medicina natural. Presta atención, porque estas cuatro plantas son el claro ejemplo de cómo la naturaleza puede contribuir a fortalecer de forma efectiva y natural tu piel (y hay muchas más).

CITRONELA

El aceite de citronela tiene múltiples beneficios para la piel. Sus propiedades antisépticas y astringentes lo convierten en un producto muy eficaz para limpiar en profundidad todo tipo de pieles. También puede funcionar como un tónico natural, que te dará más luminosidad a tu rostro.

Cómo utilizarlo: Mézclalo con tus lociones, jabones e, incluso, con tus desodorantes para disfrutar más de sus beneficios. Aunque también puedes incluirlo como aderezo de guisos y platos con curry.

Si crees que tus cremas pueden estropearse al mezclarlo con este aceite, también puedes hacerte con algún producto que lo tenga entre sus ingredientes.

MENTA

Las hojas de menta tonifican la piel, le devuelven su elasticidad y además tienen un efecto calmante, por lo que alivian la irritación y el picor.

Cómo utilizarlo: Como puede ser un tanto complicado mezclar esta planta con tus cosméticos, puedes obtener sus beneficios a través de la comida. La menta combina muy bien con rellenos, adobos, verduras, cereales y postres. Aunque ten cuidado con la cantidad que echas, ya que su intenso sabor puede acabar enmascarando el resto. También puedes utilizar una crema hidratante que contenga esta planta.

ALGAS MARINAS

Son una de las muchas maravillas que el mar nos ofrece para la piel. No sólo se trata de un anti-inflamatorio natural, sino que también es capaz de reducir los niveles de toxinas presentes en la piel. Con su simple contacto en el rostro se pueden eliminar las células muertas y las toxinas que impiden que la piel luzca su mejor aspecto.

Cómo utilizarlas: Es muy fácil. Con aplicártelas humedecidas sobre tu rostro es suficiente. Pero si quieres, también puedes tomarlas como aperitivo. Pero si eres de las que con solo ver las algas en la playa sale huyendo, te recomendamos utilizar una crema con algas, como la Blue Therapy Multi Defender SPF 25, que tiene como ingrediente estrella las algas marinas, y que además de combatir los signos del envejecimiento, protege la piel de los agentes contaminantes.

ROMERO

Es uno de los ingredientes más extendidos en el mundo de la cosmética por sus propiedades para eliminar el exceso de sebo, calmar la inflamación, tonificar y dar firmeza a la piel, lo que contribuye a mejorar la circulación sanguínea.

Cómo utilizarlo: Adereza tus platos con este ingrediente, le dará un sabor único y evitarás echarle más sal de la cuenta, (combina muy bien con los asados de cordero, con el ajo y el aceite de oliva).

More from Elle: