La dieta normoequilibrada o cómo hacerle frente a la retención hídrica

Con el calor nos hinchamos como globos, retenemos líquidos y sentimos pesadez en todo nuestro cuerpo. Elena Soria, nutricionista y médico estético de Clínica Menorca, ha elaborado una normodieta que nos ayuda a controlar la retención hídrica.

Lo más popular

El calor es una de las causas más comunes de retención de líquidos. Según va avanzando el día, nos vamos hinchando como globos sin remisión, y por la noche podemos incluso llegar a pesar dos o tres kilos de más. Según Elena Soria, nutricionista de Clínica Menorca: "Las mujeres, debido a las hormonas, a que tenemos la piel más delgada y menos masa muscular, somos más propensas a sufrir retención de líquidos, fundamentalmente en piernas y abdomen, y la mejor forma de combatirlo es llevar una dieta normoequilibrada y un estilo de vida activo y, por supuesto, recibir los tratamientos de drenaje linfático ayudan mucho".

Publicidad

¿Qué debes evitar? Para empezar la sal (sodio) porque aumenta la retención de líquidos. No en vano, "la OMS recomienda reducir su consumo a 5 gramos/día lo que equivale a una cucharadita de postre", advierte Susana Monereo, jefa de Endocrinología y Nutrición, del Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Toma nota porque no solo está en la sal de mesa. "Los alimentos ricos en sal son los frutos secos salados, embutidos, salchichas de pavo, salmón ahumado, cereales y panes industriales y, sobre todo, hay que evitar los alimentos preparados", recomienda la doctora Soria. Esta experta recomienda sustituir la sal por condimentos como la pimienta, el perejil, la albahaca, el tomillo y la menta. Un truco: si aumentas el consumo de alimentos ricos en potasio –plátano, limón, frutas y frutos secos, melocotón, ciruelas secas, salvado de trigo, judías blancas, pistachos y patatas-, contrarrestas los niveles de sodio. "Mantienen el equilibrio hídrico y evitan la retención", asegura la doctora Monereo. También debes prescindir del alcohol, los fritos, las grasas, los alimentos procesados y envasados, los hidratos de carbono simples –bollería industrial-, los refrescos con azúcar y gas, y los alimentos flatulentos.

Lo más popular

¿Qué debes comer? Por el contrario, bajarás tripa si apuestas por "alimentos ricos en Omega 3, ya que bajan la inflamación abdominal debida a la regla y los trastornos digestivos –bacalao, salmón salvaje, boquerones, sardinas, aceite de oliva, nueces y aguacate-; los diuréticos, porque evitan la retención de líquidos –piña, sandía, melón, limón, manzana, pera, papaya y espárragos-; y los ricos en fibra, que mejoran el tránsito intestinal –alcachofa, acelgas, espinacas, zanahoria y nabo-", según la Dra. Soria. Algo más: Bebe de 1,5 a 2 litros diarios de agua. "Aunque parezca contradictorio, cuánta más agua recibe el organismo, más rápidamente pueden eliminar las toxinas y líquidos acumulados", según la Dra. Monereo.

5 Alimentos Vientre Plano

Piña: Contiene una enzima llamada bromelina que facilita la digestión, además de evitar la pesadez de estómago y la formación de gases. Tómala natural, porque en conserva pierde esta propiedad.

Rábano: Es rico en yodo, magnesio y fibra por lo que ayuda a quemar grasa, evita el estreñimiento, la retención de líquidos y produce saciedad. También contiene vitamina C y azufre y así neutraliza los gases y la pesadez intestinal

Cuajada: Al estar predigerida es un postre más digestivo que la leche o los yogures. Gracias a su contenido en ácido láctico impide la putrefacción y fermentación de los alimentos en los intestinos y así mejora la digestión.

Espárragos: Es un alimento diurético y drenante natural que evita la retención de líquidos y la hinchazón del abdomen. Además son ricos en fibra por lo que evitan el estreñimiento.

Jengibre: Es un antiinflamatorio natural, aumenta las secreciones digestivas del páncreas, ayuda a absorber los nutrientes de los alimentos y facilita su digestión. Además contiene una enzima que absorbe las proteínas y reduce los gases que estas producen.

More from Elle: