Cómo proteger tus ojos de un envejecimiento prematuro

Arrugas prematuras, conjuntivitis, problemas en la retina o incluso cataratas. Tus ojos, al igual que tu piel, también sufren con la exposición prolongada al sol. Evita que tus ojos se conviertan en el reflejo de tu edad con estos 'healthy tips'.

Lo más popular

Sí, sabemos que el sol tiene multitud de beneficios para la salud y para el sistema inmunológico: fortalece los huesos, equilibra el colesterol y disminuye la presión arterial. Pero también sabemos que el astro rey es uno de los principales responsables del envejecimiento prematuro y de la aparición de manchas y rojeces en nuestro cutis. Ahora bien, la piel no es la única perjudicada por el sol; nuestros ojos también pueden sufrir las terribles consecuencias de una sobreexposición solar.

Publicidad

Según los expertos, aunque el 90% de las mujeres considera que la protección de sus ojos es clave para su salud en general, la mayoría opta por usar gafas de sol sólo para reducir el brillo y no para proteger sus ojos, exponiéndolos, de esta forma, a la aparición temprana de arrugas y a multitud de problemas oculares. Pero, tranquila, cuidar y mimar tus ojos es mucho más fácil de lo que piensas. Presta atención a los siguientes consejos 'healthy' y lo comprobarás.

Lo más popular

Utiliza gafas de sol

Este es uno de los consejos más obvios pero también uno de los más importantes. Y es que las gafas de sol no solo evitan que estés forzando la vista constantemente cuando el sol te 'golpea' en la cara (librándote de paso de las arrugas de expresión) sino que, lo que es aún más importante, protegerá tus ojos de los rayos UV y UVA, causantes de conjuntivitis y degeneración retiniana y culpable de la aceleración de las cataratas. ¿Un truco? Utiliza siempre que puedas gafas polarizadas, ya que producen una visión sin reflejos y reducen la fatiga ocular.

Y, por supuesto, ya puedes ir olvidándote del mito de que las gafas de sol son solo para el verano, ya que el sol otoñal, los días nublados o el viento también pueden suponer un peligro para tus ojos.

Publicidad

Aplícate protección solar

La piel del contorno de los ojos es mucho más sensible que la del resto del cuerpo, por lo que se quema con una mayor facilidad y es, por tanto, más propensa a la aparición de arrugas y manchas. Si quieres evitar que aparezcan, lo más indicado es que apuestes por una crema solar específica que tenga una protección superior a 50.

Hidrata tus ojos

El sol, el calor, la arena o el viento pueden pasar factura a tus ojos y provocar que estos se resequen sin apenas darte cuenta. Por esta razón, lo ideal es que eches mano de un suero fisiológico (en verano deberás aplicártelo con mayor frecuencia de lo habitual) para aumentar la protección contra la irritación ocular. Te aseguramos que, tras un par de aplicados, notarás tus ojos mucho más limpios.

Y, para la piel del contorno, intenta aplicarte una crema especializada en esa zona y diferente a la que sueles utilizar para el resto del cuerpo, como Aquasource Total Eye Revitalizer de Biotherm, que es hidratante, revitalizante y te dará un aspecto mucho más rejuvenecido.

Presta atención al desmaquillarte

Mucho cuidado con este detalle porque suele pasarse por alto. Como ya sabes, el contorno de los ojos es una de las áreas más sensibles, por lo que si te desmaquillas con fuerza o con violencia podrías llegar a fomentar la aparición de las arrugas prematuras. Lo más recomendable es que, a la hora de desmaquillarte los ojos, lo hagas de forma suave y optes por un producto natural como el aceite de oliva. De esta forma, además de eliminar los restos de suciedad, evitarás la aparición de impurezas, signos de envejecimiento y que nuestra mirada empiece a verse más apagada. Y, sí, por mucha pereza que dé, siempre, debes desmaquillarte antes de dormir. ¡No lo olvides!

Lleva sombrero o gorra

Si eres de las afortunadas que aún disfruta de sus vacaciones en la playa o en la piscina no te cortes en lucir un sombrero o una gorra en las horas de máximo calor. Parece una tontería pero es esencial para proteger la cara y los ojos de los rayos solares y evitar insolaciones.

Dieta equilibrada

Seguro que este punto ya lo conoces pero nunca está de más recordar que una alimentación sana, equilibrada y rica en nutrientes puede hacer maravillas en nuestra piel… y en nuestros ojos. Los alimentos que contienen vitaminas B, C y aminoácidos, como las legumbres o los frutos secos, constituyen una fuente innegable de juventud. Y no te olvides de beber, al menos, 2 litros de agua al día ya que te ayudará prevenir la hinchazón de las bolsas debajo de los ojos.

Duerme las horas necesarias

Este aspecto es fundamental para lucir una piel sana y sin imperfecciones. Dormir entre 7 y 8 horas al día te ayudará a prevenir las ojeras, las bolsas en los ojos y también los signos de envejecimiento propios de la zona. ¡Ya no tienes excusa para irte a la cama temprano!

More from Elle: