Estos son los alimentos a los que debes aliarte esta Navidad

¿Quieres acabar la Navidad sin ganar mucho peso? Estos alimentos te ayudarán a controlarlo.

Lo más popular

Llega la Navidad y nuestra mesa comienza a llenarse de platos copiosos, embutidos, alimentos pasados por la freidora, patés y quesos, asados aliñados con litros y litros de aceite... Por no hablar de turrones, mazapanes, bombones y demás dulces típicos de la época. Y, claro, quien intenta cuidarse durante todo el año, teme echarlo todo por tierra en tan solo 15 días. Miramos la mesa y la cesta de la compra y creemos que no hay escapatoria a este exceso de platos hipercalóricos. Sin embargo, debemos decirte que estás equivocada.

Publicidad

La época navideña también nos ofrece un montón de platos saludables a base de productos de lujo, sabrosos y ricos por su naturaleza y que no necesitan grandes aliños o salsas aceitosas. Solo necesitas un poco de imaginación para convencer a todos tus invitados de que podéis daros un capricho culinario sin optar por millones de calorías en vuestro plato. ¿Empezamos?

-Mariscos y pescados

Los mariscos, tales como gambas, langostinos, sepia, calamares, almejas y un larguísimo etcétera; así como pescados (tanto blancos como azules), como salmón, dorada, merluza, rape o rodaballo, suelen ocupar un papel protagonista en las cenas navideñas. Un consejo: que siga siendo así. Por su naturaleza, estos animales de mar tienen un sabor y calidad exquisitos, sin necesidad de grandes aliños o salsas hipercalóricas. Aprovecha el sabor que tienen al natural y evitarás aceites y mantequillas, así como otros aditivos, ofreciendo una cena muy saludable y nutritiva sin renunciar al sabor.

Lo más popular

Puedes hacerlos a la plancha o al horno, con un aliño simple de sal, pimienta y aceite de oliva o añadiendo otros ingredientes saludables como el limón, ajo, perejil o vino blanco.

-Carnes rojas

Aunque esta afirmación sea contraria al pensamiento popular, las carnes rojas también pueden (y deben) seguir siendo un plato principal delicioso y nutricionalmente aconsejable en las comidas navideñas. Solomillos, filetes de ternera y derivados son, al igual que el pescado y marisco, alimentos muy ricos en proteína y con un sabor muy potente en su estado natural. Suelen ser una opción bastante socorrida cocinados a la plancha, con el simple aliño de sal y pimienta y aceite de oliva. Incluso, se puede probar en su versión cruda. Un steak tartar puede ser la mejor opción para sorprender a los invitados y triunfar con un plato sabroso y muy saludable.

-Pollo y pavo

Si no hay opción a renunciar a los asados (algo común en muchos hogares de nuestro país), recurrir a carnes como el pollo y el pavo, con alto contenido proteico y bajas en grasa. Si bien es verdad que las carnes blancas no tienen tanto sabor y necesitan un aliño consistente para conseguir estar a la altura de este tipo de eventos, cabe destacar que podemos elaborar salsas o aliños muy sabrosas y saludables. Por ejemplo, asar las carnes con frutas como la naranja o frutos secos como castañas o dátiles, o hacer salsas con bases vegetales como la calabaza o la cebolla pueden ayudarnos a prescindir de otros condimentos más calóricos. Como última recomendación, aconsejamos añadir guardiciones basadas en verduras asadas o a la parrilla, en lugar de patatas u otros alimentos que requieren más aceite para ser cocinados.

-Cremas de verduras y hongos

Muchas veces, no es el plato principal el gran problema de la cena, sino todo lo que hay hasta llegar a él. Los conocidos como entrantes suelen estar protagonizados por embutidos, encurtinos, quesos y patés altos en grasas y fritos y rebozados. ¿Por qué renunciar al primer plato en un evento especial? Si hacemos de este un plato llamativo y con ingredientes exclusivos, podemos ofrecer una opción saludable y renunciar a todos esos alimentos hipercalóricos. Cremas de verduras, hongos o frutos secos pueden ser una alternativa mucho más nutritiva y saludable. Como algo más exquisito, podemos prescindir de las típicas verduras y hortalizas y optar por alimentos como las setas o la trufa.

-Vino tinto

Y si tenemos que beber (porque, para qué engañarnos, en Navidad hay que beber), elegimos el vino tinto, ya que podríamos calificarla como la bebida alcohólica más saludable. El vino tinto posee propiedades antioxidantes gracias a compuestos como el resverastrol, pero es cierto que hay que moderar su consumo y que ingerir vino tinto en exceso no es saludable ni, mucho menos, recomendable.

-Turrones "saludables"

Toda esta guía de alimentos y recetas saludables para no perder los papeles en las cenas navideñas está muy bien, pero, ¿sirve de algo cumplir con todo lo anterior si luego vamos a atiborrarnos a turrones y polvorones? Evidentemente, sería contraproducente, ya que, además, es mucho mejor "incumplir" en los primeros platos que excedernos con el azúcar. Pero como tampoco queremos (ni debemos) renunciar al postre en las comidas de Navidad, podemos optar por un turrón "saludable". Una vez vayamos a comprar el turrón, nos podemos decantar por uno sin azúcar (o con niveles bajos de ests), a base de chocolate negro, algo de fruta o frutos secos como almendras.

More from Elle: