Una casa para disfrutar el paisaje

El estudio de arquitectura Narch firma esta vivienda unifamiliar con una arquitectura radicalmente 'unfinished'. Completamente abierta al paisaje, los grandes ventanales realizados con sistemas de aluminio Technal difuminan los límites entre la vivienda y su entorno natural.

Lo más popular

El proyecto de los arquitectos Joan Ramon Pascuets y Mònica Mosset (Narch) en Calders (Barcelona) potencia la relación de la vivienda con su entorno natural.

Publicidad

La parcela se encuentra en el límite del núcleo urbano y goza de unas espectaculares vistas al parque natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac. Esta relación vivienda y entorno, dentro y fuera, no se limita a la percepción visual, también se extiende al uso de los espacios.

Lo más popular

La familia propietaria puede moverse libremente entre el interior y el exterior de la vivienda y disfrutar de cada estancia en función del momento del día, la época del año y de la meteorología. "La idea – explica Pascuets – era establecer una relación constante entre las personas y la naturaleza, permitir la máxima libertad de movimiento a sus habitantes y diluir el límite entre la casa, el jardín y el paisaje".

Espacios multiusos: La zona de estar se despliega a doble altura; el espacio interior goza de un gran ventanal doble. Los dormitorios se retranquean un par de metros respecto a la fachada, y crean una galería-mirador con un sistema de ventanas correderas que permiten abrir completamente la casa al jardín. Debido al desnivel de la parcela, la cocina, zona de estar y dormitorios se sitúan en la planta baja con acceso directo al jardín; mientras el estudio y el garaje se ubican en la planta primera, con acceso peatonal y rodado a la calle.

La estética de la fachada y de los interiores es deliberadamente "unfinished", tanto por la opción arquitectónica del proyecto, que busca la extrema esencialidad, como por las limitaciones presupuestarias, por lo que se ha asegurado el confort para los usuarios y la máxima eficiencia energética.

En la casa se instaló un sistema de correderas capaz de abrir la casa y, al mismo tiempo, mantener un óptimo aislamiento y seguridad. Se eligieron los ventanales Galene de Technal, que permiten instalar cristales de grandes dimensiones y aseguran una fácil maniobrabilidad, gracias a su sistema elevable. Galene además cuenta con una solución de cierre en esquina, perfecto para para resolver el ángulo abierto.

En la planta primera se privilegió la ligereza visual de los perfiles de aluminio del sistema Soleal de Technal, que combina prestaciones aislantes con una estética depurada.

www.technal.es

More from Elle: