¿Qué pasará con la mansión Playboy tras la muerte de Hugh Hefner?

El fundador de Playboy, Hugh Hefner, había firmado un acuerdo para ocupar la mansión hasta su muerte.

Lo más popular

El fundador de Playboy, Hugh Hefner, vivió en la mansión Playboy desde 1971 y lo convirtió en un icono. Pero en su último año de vida, Hefner vendió la propiedad, y pagaba 1 millón de dólares de alquiler a su propio vecino. Hefner murió el jueves pasado a los 91 años, dejando a la Mansión Playboy un futuro incierto, aunque su fama de excesos la seguirá durante generaciones.

Vista aérea de la mansión Playboy.
Publicidad

Según CNNMoney, la mansión de casi 2.000 metros cuadrados tiene 12 habitaciones con cocinas múltiples, un gimnasio, una sala de cine, una sala de juegos y una bodega. Los jardines incluyen una pista de tenis, una casa de invitados, una piscina, y la "cueva infame". También tiene una licencia de zoológico, lo que significa que animales como monos y aves exóticas vagan libremente por toda la propiedad, localizada en el barrio de Holmby Hills en Los Ángeles.

La piscina de la mansión Playboy.
La cueva de la mansión Playboy.

Los Angeles Times informa que fue construida en 1927 y diseñada por Arthur R. Kelly para el heredero de las tiendas Arthur Letts Jr. Playboy se hizo con la propiedad en 1971 por 1,1 millones de dólares, y la vendió por 100 veces más en 2016. La casa, que fue propiedad de Playboy Enterprises antes de su venta, se convirtió en un símbolo de la marca Playboy, y de la libertad sexual y las salvaje fiestas que llegaron con ella. La fama de las fiestas en la mansión la convirtió en una de las tradiciones en Hollywood, y más tarde se convirtió en el hogar del reality The Girls Next Door.

Holly Madison, una de las estrellas de The Girls Next Door, posa frente a la Mansión Playboy.
Diana Ross en el '10th annual Safari Brunch' en la mansión Playboy en 2004.
Lo más popular

Daren Metropoulos, hijo del multimillonario C. Dean Metropoulos y copropietario de Hostess Brands, se compró la casa al lado de Hefner por 18 millones de dólares en 2009. Luego restauró los jardines y terrenos que están al lado del Country Club de Los Ángeles. Esa casa había sido utilizada por la ex esposa de Hefner, Kimberley, y sus hijos como residencia personal.

En 2016, se compró la mansión Playboy, con el acuerdo de que Hefner y su esposa, Crystal, podrían vivir allí hasta su muerte por el módico alquiler de 1 millón de dólares al año. La venta de la casa incluyó todas sus estatuas, gárgolas, e incluso juegos. Los Angeles Times describe que la venta se llevó a cabo por 100 millones de dólares, la mitad del precio original de venta, sin embargo fue la mayor venta jamás registrada en el condado de Los Ángeles.

Daren Metropoulos, a la derecha, con su hermano Evan en una fiesta en la mansión Playboy en 2012. Anteriormente, fue co-CEO de Pabst Brewing Company.

En la web de Metropoulos & Co, Daren detalló cuáles son sus planes para la propiedad:

"En agosto de 2016 compró la Playboy Mansion, con la intención futura de juntar las dos fincas, devolviendo al complejo original sus casi 3 hectáreas, ejecutada por el arquitecto Arthur R. Kelly y su primer propietario, Arthur Letts, Jr., el heredero de la tienda de departamentos cuyo padre concibió y desarrolló Holmby Hills cuando era el rancho de Wolfskill. Él espera la oportunidad de volcar su pasión por los detalles para finalmente restaurar la grandeza de una propiedad histórica que ha sido reconocida por su artesanía, esplendor arquitectónico y magníficos detalles. Como dijo a The Wall Street Journal cuando se anunció el acuerdo: "La herencia de esta propiedad trasciende a su celebridad, y tener la oportunidad de servir como su mayordomo sería un verdadero privilegio.

Ahora que Hefner ha muerto, no está claro el calendario de los planes de Metropoulos para la mansión, aunque declaró a Wall Street Journal que lo usaría como su residencia privada. Playboy Enterprises y Metropoulos & Co no han querido hacer comentarios.

De: AR Revista
More from Elle: