Un piso elegante y sereno en Estoril

La interiorista Cristina Jorge de Carvalho firma esta vivienda situada en la conocida como la Riviera portuguesa. Un refugio de vacaciones donde el lujo y la calma se dan la mano.

Estoril fue el lugar elegido por una pareja brasileña para desconectar en el Viejo Continente. En este reducto de paz de la costa portuguesa, encontraron un piso de 170m2 con una terraza de 55m2 y unas increíbles vistas del océano que se les antojaba perfecto para establecer su apeadero vacacional. Bueno, no perfecto del todo, pero lo sería gracias a la intervención de Cristina Jorge de Carvalho.

La interiorista ha dotado a los espacios de amplitud visual y de luminosidad. En el salón, derribó la pared que lo separaba de la entrada y la sustituyó por una delicada estructura de lamas de latón que giran, creando un sutil y muy interesante juego de vistas entre ambas estancias. La luz consiguió multiplicarse gracias a la colocación de un espejo de grandes proporciones en la zona del bar, que permite que los rayos de sol se reflejen en él y se dispersen por el resto de la morada.

Sobre este lienzo de luz y espacios amplios, la diseñadora portuguesa ha desplegado piezas propias mezcladas con otras creadas a medida ex profeso y con clásicos del diseño del siglo XX, que conviven en armonía con obras de artistas contemporáneos lusos. "Me gusta jugar con los opuestos, a través de diferentes texturas y materiales que suavizo con una paleta de color neutra", explica. En esta ocasión los tonos se mueven entre grises y beiges, con notas de negro que dan modernidad al espacio y pinceladas de colores vivos del arte. "Sigo una filosofía atemporal en todo lo que hago, aunque siempre intento aportar mi firma a cada proyecto, teniendo en cuenta los gustos y necesidades de mi cliente y la relación entre el ambiente y los que van a vivir en él", concluye.

www.cjc-interiordesign.com

Publicidad

Hacer una entrada

En el hall, estructura de lamas de latón, cajonera de edición limitada Together We Stand, ambas diseño de Cristina Jorge de Carvalho, y jarrones de cerámicas vintage. Al fondo, el salón-comedor.

En el salón, estantería y mesa de centro  diseñadas por la interiorista,  butaca blanca de Joe Colombo y pareja de sillas de Wegner.

Publicidad

Serenidad

Alfombra de Cristina Jorge de Carvalho y mesa auxiliar  blanca de Eero Saarinen. El sofá, diseño de la interiorista, está flanqueado por una mesa de  Hensen y otra también diseño propio, y, sobre él, Dois Barcos de Luís Paulo Costa.

Blanco, negro y toques metálicos

En primer término, chaise longue Living Divani y mesa auxiliar de latón con sobre de cristal negro diseñada por la interiorista y de madera.

Publicidad

Terapia de diván

Junto a la mesa de pie de DCW Edition, escultura de Diogo Pimentão y pareja de obras de José Loureiro, en Cristina Guerra Contemporary Art.

Dormir con las olas

En el dormitorio, sobre la cama con cabecero de la interiorista tapizado con cuero, obra Histoire d'O de João Louro, en Cristina Guerra Contemporary Art. Mesilla de madera diseñada por Cristina Jorge de Carvalho con lámpara Atollo de Vicco Magistretti. La butaca es de Poltrona Frau y, a su lado, mesita de Eero Saarinen.

Publicidad

Siempre a tu lado

Mesilla de mármol de Travertino de Cristina Jorge de Carvalho con lámpara de Fritz Hansen.

Ponerse cómoda

Cómoda diseñada por la interiorista, al igual que la lámpara, sobre ella. La obra es Une Saison En Efer de João Louro, en Cristina Guerra Contemporary Art.

Publicidad

Ley de transparencia

El baño se separa de la habitación mediante un cristal del que cuelgan dos espejos circulares.

Be my guest!

La habitación de invitados con unas inmejorables vistas del océano.

More from Elle: