El Ampurdán visto por Pascua Ortega

Estamos de enhorabuena; el más exquisito de los interioristas nos desvela en privado su paisaje favorito. Es el Ampurdán, un lugar único y refinado, con su cultura ancestral y su placentero modo de vida mediterráneo.

El Ampurdán

"Siempre que regreso, se me encaja el alma", dice Pascua Ortega, el gran interiorista español y maestro de decenas de profesionales. Autor de bellas casas, sensible y energético, siempre joven, habla apasionado -como cada vez que le entusiasma algo- de este lugar del mundo que él ama tanto. A Pascua le he visto vibrar muchas veces, sé como pone el alma en impulsar todo lo que juzga valioso, con generosidad y un criterio indiscutible. Tiene un ojo extraordinario para descubrir el tesoro. De ahí, mi alegría cuando accede a desvelarnos las direcciones más auténticas del Ampurdán, comarca histórica de Cataluña, donde localizar los placeres que ofrece esta tierra mediterránea. Ante un magnífico atardecer divisado desde la posición de la casa grande que ha heredado y está reformando con pasión, con una vista dominante de 180º, que abarca de los Pirineos hasta el mar y la vista perdida hacia pinares y campos de cultivos, se relaja y nos cuenta: "Aquí respiro más profundamente, no se trata de una cuestión física, es que el ánimo cambia al llegar. Me asalta una mezcla de sensaciones y de reencuentros familiares, son gratas impresiones propias que suceden en plena esencia de la cultura mediterránea. Cuando se hace referencia a un paisaje refinado en Europa, lo más común es citar la Toscana o la Provenza, pero es que el Ampurdán no se conoce y llega incluso a superarlas, al menos respecto a sus valores históricos ¡fue la puerta de las civilizaciones griega y romana en la Península Ibérica! Las ruinas de Ampurias, cuyo origen da nombre a la comarca, ofrecen un testimonio fiel de su importancia. También los restos amurallados de la ciudad íbera de Ullastret, fundada en el siglo VI a. C. son un tesoro de arqueología, yo me detengo largo tiempo ante el sorprendente diseño de unas cráteras de hace miles de años. Y qué decir de la eclosión que tuvo aquí el románico...".

Manifestaciones culturales
Me divierte que cuando Pascua Ortega habla de las delicias culinarias de esta zona, no utiliza los hoy tan manidos y devaluados términos de "gastronomía" o "food", él se refiere a los "comestibles", tal cual: "Es que la tradición es riquísima, desde el recuit artesano o la cocina
casolana hecha con productos autóctonos. -¡Y qué cultivos tan bellos con los frutales en espaldera!-, que se encuentran a la altura de los muchos restaurantes laureados con estrellas que aquí convergen. Está también la delicia de salir en barca para tomar el aperitivo en una de las cien distintas playas o calas escondidas, entre las que recomendaría aquellas que rodean las Islas Medas. Aquí se hace mucha vida en las casas y la mía está siempre llena, en ocasiones encargo una memorable oca amb naps en una masía cercana."

Planes con mucho encanto
¿Mucha vida en casas?, curioseo. "Hay masías fantásticas, alguna pertenece a la misma familia desde hace 500 años, es la alta burguesía catalana con una enorme tradición rural y muy fuertes inquietudes intelectuales. Las manifestaciones musicales se suceden, a mí me encanta acudir a los conciertos que se celebran en las iglesias en Torroella de Montgrí, de un nivel altísimo. O perder la mañana en una feria local de anticuarios y brocantes, no hay semana que no se celebre una. O visitar los talleres de artistas contemporáneos, de los que hay una fértil colonia, quienes van tomando el testigo y conviven con los artesanos de siempre dedicados a la cestería o a la cerámica". Y concluye: "Sí, definitivamente es un sitio mágico en el mundo, donde se da culto a la cultura y, lo más importante, donde impera la libertad. La libertad de alma". Tomamos nota. •

Publicidad

Hotel Les Hamaques, paz y armonía

Les Hamaques, un pequeño hotel de campo en Viladamat, Girona, nació de un pajar en ruinas, reconvertido, primero, en casa de campo y, después, en un alojamiento rural.

Publicidad

Un espectáculo

"En Palau de Casavells se produce un fascinante encuentro  entre la arquitectura rural de una masía y la exquisita modernidad de una galería de muebles y arte", declara el interiorista.

Publicidad

Con historia

"El Hotel Spa Empúries es un hotel reformado con un espléndido restaurante en el que, en los años 20, se reunían García Lorca, Dalí y Buñuel".

Publicidad

Muy dulce

Muestra de las múltiples mermeladas que puedes comprar en la tienda del Museu de la Confitura en Torrent, Girona.

Publicidad

Con tradición

Recuits Fonteta realiza delicias ampurdanesas. "Están especializados en requesones trabajados en trapos de gasa".

Publicidad

Tentaciones

Arriba, la pastelería Can Xapa. "Siguen haciendo grandes tabletas del mejor chocolate con almendras y avellanas".

Publicidad

Antiguo granero

Restaurante L'Horta. "Es uno de los ejemplos de mayor calidad de la cocina casolana. Espléndido" explica.

Publicidad

Recorrido de anticuarios

Vullpellac. "Concentra espacios de más de 40 brocantes franceses que descargan su variopinta mercancía constantemente".

Publicidad

Magia

Uno de los paisajes del Ampurdán. "Es un sitio mágico en el mundo", señala.

Publicidad

Para nocturnos

Mas Sorrer. "Evoca a la Ibiza primigenia con copas, hogueras, música en vivo y cena frugal. Muy agradable y divertido", señala. Masía con sorpresa.

More from Elle: