Descubrimos Ciudad de México con Aldo Chaparro

Sus muchos followers dan fe de que este artista es hoy el escultor de referencia. Ahora nos descubre en exclusiva esta gran ciudad latinoamericana "caótica y llena de historia", donde el escultor tiene uno de sus estudios.

Aldo Chaparro, escultor. México

"Me gusta decir que Ciudad de México es una ciudad muy real, gigantesca, superpoblada, bastante caótica, pero también llena de historia, tradiciones y de un amor por la vida que difícilmente podemos domesticar". Así define Aldo Chaparro la ciudad que le acoge y donde tiene su estudio y residencia. Eso cuando no está en sus refugios de Long Island (NY, EE.UU), Chorrillos (Lima, Perú) o Chamberí (Madrid, España). El artista es mediático, activo en redes y uno de los escultores más solicitados en los interiores más sofisticados. Nos le presentó su galerista en Madrid Damián Casado, de la galería Casado Santapau (casadosantapau.com), y no dudamos en seguirle la pista. Aquí le acompañamos por Ciudad de México.

UN APASIONADO DE LA ARQUITECTURA
Antes de iniciar la ruta, advierte "hacer un recorrido cultural por la ciudad podría tomar semanas, ya que cuenta con más de 150 museos de todo tipo. Y, para comer, la oferta también es muy grande y se puede probar desde comida tradicional de diferentes partes del país, mariscos y pescados, a comida japonesa, china, peruana, árabe, india...". Para empezar el día, propone desayunar en Alelí (lorea.mx), en la Roma, un restaurante donde emplean ingredientes tradicionales comprados en las chinampas -islas flotantes-, de Xochimilco, "su comida no es la típica mexicana, el personal es amable y te harán disfrutar la experiencia. Para cenar, Lorea, de los mismos dueños".

Cerca propone visitar la Casa de Luis Barragán (casaluisbarragan.org), previa cita, y comenta "la casa que el arquitecto diseñó para sí mismo vale la pena. Es una maravillosa muestra del modernismo mexicano, llena de los recursos que desarrolló en sus proyectos. Esta casa es poesía espacial pura, todo su sentido del volumen, el color y el uso de la luz, combinados en este lugar para generar un espacio realmente único".

PIEZA CLAVE EN SU PRODUCCIÓN ARTÍSTICA
La siguiente parada es el Museo Nacional de Antropología (mna.inah.gob.mx), del arquitecto mexicano Pedro Ramírez Vázquez, "tiene una impresionante arquitectura con salas que convergen en un patio central. El patio tiene un estanque de lirios y la famosa fuente, sostenida por un pilar central, alrededor del que se precipita una cascada artificial. Entre sus muchos tesoros, está una de las piezas que más han influido en mi trabajo, la gran escultura en piedra de la Coatlicue, en la Sala Mexica", indica. Cerca de allí, le gusta parar en el kiosco morisco de la Santa María. Realizado por el arquitecto Juan Ramón Ibarrola para la Exposición Universal de Nueva Orleans (1884-1885). Para Aldo, "la Colonia Santa María de la Ribera cuenta con verdaderas joyas como el pequeño Museo de Geología de UNAM, la Iglesia del Espíritu Santo y el Templo de los Josefinos". En su recorrido, su interés arquitectónico nos dirige a las casas de Javier Senosiain (arquitecturaorganica.com), una increíble muestra de creatividad, ingeniería y diseño. Un verdadero secreto de la Ciudad de México", dice. Representante del organicismo arquitectónico, "su estilo promueve la armonía entre el ser humano y lo natural y crea espacios semejantes a la naturaleza (flores, guaridas de animales o el seno materno). Proporcionando un lugar adaptado al hombre para que cumpla sus necesidades", afirma el artista.

Entre sus restaurantes favoritos están los mejores de México. En Polanco, Quintonil (quintonil.com), del chef Jorge Vallejo y Alejandra Flores, en sala, "ofrece comida mexicana contemporánea, integra la cocina y servicio de manera perfecta y aplica criterios de sostenibilidad". Otro grande donde suele reservar es Pujol (chilango.com), del famoso Enrique Olvera, "que ha sabido crear uno de los restaurantes más celebres de México y ha influenciado a muchos otros. Tras más de quince años, Pujol es una verdadera institución", dice. Y remata la lista Danubio (danubio.com), "un tradicional del centro histórico, donde la comida es buenísima y la atención a los clientes es la mejor", concluye.

LA LAGUNILLA, VISITA IMPRESCINDIBLE
Para el domingo, Aldo aconseja reservar hueco para visitar desde temprano, "uno de los Mercados de Pulgas más viejos de América". Lo considera "una verdadera joya". "Allí, se pueden encontrar auténticas maravillas. Cuentan que hay gente que ha encontrado Tamayos o una pintura de Braque. La superposición de chatarra, muebles, ropa, antigüedades, tonterías y cosas extrañas es una experiencia fabulosa", dice. Para ir de tiendas, apunta a Carla Fernández (carlafernandez.com), "una de las mejores diseñadoras en la ciudad, de estilo mexicano rico en líneas geométricas y tradición textil", explica. Para acabar, una de sus visitas preferidas es un relajante paseo en bote, al sur de la ciudad, por el lago y los canales de Xochimilco. "Es toda una experiencia que he hecho varias veces y uno de mis lugares favoritos cuando me visitan familiares y amigos". Sin duda, un paseo en barco, rodeado de una explosión de colores, música en directo, flores y comida autóctona debe de ser un buen fin de trayecto. •

Publicidad

El escultor Aldo Chaparro

El escultor posa con su obra en el estudio que posee en Ciudad de México, en cuyas paredes se aprecian las grietas que produjo el sismo del pasado 19 de septiembre.

Publicidad

Para desayunar

Nos aconseja hacerlo en Alelí, en la Roma, para probar ingredientes fuera de lo común, de las chinampas (islas flotantes) de Xochimilco.

Publicidad

Kiosco morisco

Ubicado en la Colonia de Santa María de la Ribera, en las cercanías del Museo Nacional de Antropología. 

Foto: Ag foto.

Publicidad

Un imprescindible

A la cabeza de sus preferidos, en ella el escultor realizó una intervención efímera, en la foto. Es la casa-estudio de Luis Barragán, patrimonio mundial de la Unesco desde 2014 y ejemplo de lo mejor de la arquitectura contemporánea mexicana.

Foto:  Aldo Chaparro

Publicidad

Interés arquitectónico

Es una disciplina clave en la ruta que propone Aldo Chaparro y destaca los proyectos de Javier Senosian, representante de la denominada arquitectura orgánica que se adapta al entorno. Un ejemplo es el proyecto Nautilus que Senosian realizó en colaboración con el también arquitecto Luis Raúl Enríquez.

Foto: Jaime Jacott.

Publicidad

Un clásico

"En el Danubio, un restaurante tradicional del centro histórico, la comida y el personal son buenísimos", comenta.

Publicidad

El Museo Nacional de Antropología

Es una construcción impactante, cuya Sala Mexica alberga las obras más importantes de la cultura azteca. De entre ellas, la gran escultura de la Coatlicue (detalle foto), "es la que más ha influido en mi trabajo", revela.

Fotos:  Getty Images

Publicidad

Moda

Para Aldo Chaparro, "Carla Fernández es una de las mejores diseñadoras de la ciudad, por su estilo mexicano de riqueza geométrica y tradición textil".

Publicidad

Mercado de Pulgas

El mercadillo de La Lagunilla se instala los domingos y es una especie de Rastro, el de más solera en América. Según Aldo, "una visita imperdible donde hallas verdaderas maravillas".

Publicidad

Colonia Roma

El restaurante Lorea se ubica en esta emblemática zona. El praliné cremoso de cacahuete y nage de camarón y hierbas es uno de sus hits.

More from Elle: