14 errores que cometemos (una y otra vez) durante las fiestas navideñas

No seas ESA persona...

Errores a evitar en las fiestas de Navidad

No seas ESA persona...

Publicidad

Llegar temprano

Es difícil pronosticar el tráfico y los tiempos de viaje, pero haz el mejor esfuerzo para llegar al comienzo de la fiesta o poco después, no antes, explica Brett Galley, directora de eventos especiales en Hollywood Pop, una compañía de planificación de fiestas. Llegar muy temprano puede hacer que su anfitrión se sienta presionado.

Publicidad

Traer algo que requiera preparación

Nunca deberías aparecer en una fiesta con las manos vacías, pero evita llevar algo que genere más trabajo para el anfitrión, dice Galley. Elije un plato o un postre que esté listo para servir, o un regalo para la anfitriona.

Publicidad

Deambular por la casa

Es de mala educación empezar a pasear por las habitaciones por tu cuenta. "Si necesita un baño, pregunta antes de recorrer la casa", dice Sharon Schweitzer, experta internacional en etiqueta y fundadora de Protocol & Etiquette Worldwide. Y si el anfitrión no te indica que toda la casa está abierta, evita subir o bajar las escaleras .

Publicidad

No acapares la atención del anfitrión

Aunque sea tu mejor amiga, resiste la tentación de aferrarte a ella o a él, según Gottsman. "No monopolices el tiempo del anfitrión. Si hay una gran cantidad de invitados, permítele interactuar con todos".

Publicidad

Repetir y otros malos hábitos

Ten en cuenta los modales en la mesa, especialmente en las cenas más formales. No picotees del plato de otra persona ni deambules demasiado por el buffet, dice Gottsman. "Sé consciente del tipo de fiesta al que asistes", explica.

Publicidad

Llevarte las sobras

Si el anfitrión te anima a llevarte las sobras a casa al final de la noche, por supuesto, llévate una pequeña porción. ¿Qué no está bien? Llegar con tus propios tuppers o recuperar lo que ha sobrado del vino que has llevado, ¡Sucede con más frecuencia de lo que crees!

Publicidad

Estar pendiente del móvil durante toda la noche

Las fiestas navideñas son para convivir y compartir, y hablar con las personas conocidas y las nuevas, dice Brouwer. "Enviar mensajes de texto o contestar al teléfono frente a otros es de mala educación".

Publicidad

Criticar

Hacer comentarios negativos sobre la comida, la decoración, la selección de la música o sobre otros invitados no corresponde con el espíritu navideño. Si no tienes nada bueno que decir, bueno, ya sabes lo que debes hacer...

Publicidad

Permancer sentada toda la noche

Si ves que tu anfitrión está agobiado o no está pasando el suficiente tiempo con los



invitados, ofrece tu ayuda, recomienda Gottsman, sobre todo si se trata de



una reunión más íntima.

Publicidad

Cuidado con las redes sociales

Sé consciente de las fotos y los comentarios que publicas en las redes sociales sobre la fiesta o cena, advierte Brouwer. No debes ofender sin darte cuenta al anfitrión, ni publicar fotos que sean poco favorecedoras de otro invitado.

More from Elle: