El ciervo se reinterpreta

Los alumnos del IED Madrid han dado una vuelta de tuerca a las tradicionales cabezas de ciervo. El resultado se expone (y se vende) en el madrileño Martínez Bar, y nosotros regalamos una.

El mítico whisky escocés Glenfiddich acaba de cumplir 125 años. Y ha decidido celebrarlo con el emblemático ciervo que identifica a la marca. Para ello, bajo el nombre Glenfiddich Collection 125, propuso un interesante reto a los estudiantes del IED Madrid: interpretar la tradicional cabeza de ciervo libremente, con el único límite de su talento.

El impresionante resultado se traduce en una colección pop up, que además cuenta con la colaboración del artista Felipao, y que puede verse en el madrileño Martínez Bar (c/ Barco 4). Allí, mientras te tomas una copa, podrás disfrutar de las propuestas de los alumnos, que han jugado con todo tipo de materiales para crear sus ciervos: escayola, mimbre, alambres, liquen, madera… No sólo eso, si te enamoras de alguna, podrás llevártela a casa por un precio de 600 euros, junto con una botella de Glenfiddich 18 años.

Publicidad

Nosotros ya tenemos nuestra favorita, pero no nos la vamos a quedar, os la regalamos. Desde nuestro perfil de facebook podrás participar y llevarte a casa esta preciosa quesera, obra de Patricia Gutiérrez Melendro y Sergio González Alonso. Participa desde aquí.