Paola Navone: la diosa y su silla

Sumamos un nuevo capricho 
a nuestra wishlist del verano: la colección outdoor Oblò, de Triconfort. Su creadora, Paola Navone, nos habla de ella.

Lo más popular

La libertad y audacia al combinar elementos de distintos estilos y épocas están en el ADN de la arquitecta y diseñadora italiana Paola Navone. Y eso la convierte en “the right woman” para bordar esta colección de mobiliario exterior. Oblò rinde homenaje en clave actual a piezas clásicas de la era industrial, como son los muebles de hierro fundido que se realizaban en el XIX. Los de Oblò, en cambio, están hechos de aluminio -más ligero que el hierro- y con modernas soluciones tecnológicas, pero con el mimo artesano de toda la vida. Y son fieles al espíritu de Triconfort, firma francesa del grupo español Kettal.

Publicidad

¿Por qué llamó “Oblò” a la colección?
Oblò en italiano es una ventanita redonda en un barco, como los agujeros de la silla.

¿Y por qué en aluminio fundido?
¡Adoro la fundición y también el alumnio! Además este material es completamente reciclable. Estoy feliz con este proyecto.

¿En qué se inspiró para crearlo?
Trabajo en diseño, pero también soy una apasionada coleccionista de cosas de segunda mano, de piezas industriales... Quería hacer una silla que fuera una especie de “souvenir industrial”, pero con un look y un feeling contemporáneo. Y es, además, resistente y ligera. 

Lo más popular

¿La pondría, por ejemplo, en su salón?
¡Sí! Es un mobiliario exterior que cualquiera querría tener también en el interior de la casa. Tienen las características necesarias para estar en el exterior, pero por su aspecto y su textura también pueden estar perfectamente en tu cocina, en la oficina, en tu salón...  

¿Por qué la mesa tiene sobre de mármol?
Amo comer sobre mármol. Es uno de los mejores materiales sobre los cuales se puede comer, cenar, cocinar, limpiar verduras... Así que elegí mármol. Es relativamente ligera y sus patas son de aluminio, al estilo de la silla.

Eclécticas, como todas las creaciones de Paola, la mesa y las sillas Oblò fueron realizadas empleando la fundición, habitual en la fabricación de los muebles del XIX, y conservando el proceso artesanal pero con una avanzada tecnología.